Portada > Internacionales > 30/08/2013 > Nota
|
Consejo de Seguridad: sin acuerdo sobre Siria
No hubo avances durante una reunión de los miembros permanentes. En tanto, el Parlamento británico se pronunció en contra de una acción militar
Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, que tienen derecho a veto, se reunieron ayer para tratar la crisis provocada por el uso de armas químicas en Siria, pero no lograron avanzar, al tiempo que el Parlamento británico rechazó una posible intervención militar del Reino Unido en el país árabe.

Los embajadores de los cinco países (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China) discutieron por segunda vez, durante 45 minutos, sobre la iniciativa británica que debe autorizar "todas las medidas necesarias en virtud del capítulo VII de la Carta de la ONU para proteger a los civiles de las armas químicas" en Siria.

Este capítulo prevé medidas coercitivas que pueden llegar hasta una intervención militar.

Ninguno de los diplomáticos, de Gran Bretaña, China, Francia Rusia y Estados Unidos, hicieron comentarios a la prensa al término del encuentro.

El embajador británico ante la ONU, Mark Lyall, había anunciado previamente que Rusia, principal aliado del presidente sirio, Bashar Al Assad, convocó a la reunión.
"Espero que esto signifique que (los rusos) están dispuestos ahora a respaldar el proyecto de resolución", dijo el diplomático a la prensa antes del encuentro.
Moscú y Pekín rechazaron varios proyectos de sanciones contra Damasco.

El régimen de Al Assad es acusado de haber empleado armas químicas, en un ataque que dejó 1.300 civiles muertos en las afueras de Damasco.

Rechazo legislativo


Paralelamente, el Parlamento británico votó ayer en contra de una moción del Gobierno sobre una posible acción militar contra Siria para disuadirla de utilizar armas químicas.

Al término de la votación, que finalizó con 285 votos en contra y 272 a favor de la moción, el primer ministro británico, David Cameron, dijo que está claro que el Parlamento no quiere una acción militar en Siria y que actuará "en consecuencia".

Cameron compareció ante el Parlamento para pedirle que autorice "una fuerte respuesta humanitaria de la comunidad internacional y, si es necesario, una intervención militar".

Sin embargo, el opositor Partido Laborista rechazó la moción oficial y presentó una enmienda para posponer la autorización a una segunda votación, posterior a la presentación del informe de los expertos de la ONU.

Un ataque a Siria que se creía inminente pareció quedar demorado a la espera de un informe de la ONU sobre si se usaron armas químicas en el país, pese a que Londres dijo que una acción militar será legal y el presidente Barack Obama señaló que está en el interés de Estados Unidos.

En Siria, mientras el presidente Bashar Al Assad advirtió que "se defenderá de cualquier agresión" y que las amenazas occidentales contra su país "aumentaron la conciencia popular en el mundo árabe", expertos de la ONU continuaron recorriendo el territorio e investigando el presunto uso de armas químicas.

También ayer, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que el último día de trabajo de la misión de investigación será hoy.

"El equipo saldrá de Siria el sábado por la mañana y me informará tan pronto como salga de Siria", explicó Ban en Viena.

El diplomático también contó que el miércoles habló con el presidente Obama para compartir esa información y pedirle que no tome ninguna decisión hasta que finalicen las inspecciones en Siria y él mismo pueda presentar el informe final ante el Consejo de Seguridad, probablemente la semana que viene.

Anteanoche, en una entrevista con la televisión pública PBS, el mandatario norteamericano afirmó que aún no decidió cómo responderá su Gobierno a lo que él calificó como el comprobado uso de armas químicas en Siria, pero adelantó que un ataque a Damasco estará, "a largo plazo", en el interés de su país.

No obstante, agregó que no tiene interés "en un conflicto con final abierto en Siria" o "una repetición de Irak".

Finalmente, la Cancillería argentina hizo público su rechazo a la posibilidad de una intervención militar en Siria y subrayó que una acción de ese tipo puede "agravar" la situación.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de Puntal y puntal.com.ar. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.