Portada > Policiales > Nota
|
“Me puso el arma en la cabeza y me dijo que me iba a matar”
El asalto se produjo poco después de las 16.30 en el polirrubro “Regla 5”, ubicado en Yrigoyen 1354.
“Me pusieron un arma en la cabeza y me dijeron que me iban a matar”, le explicó la empleada en medio del llanto a uno de los encargados del negocio Regla 5, un maxikiosco complementado ubicado en Yrigoyen al 1354.

El asalto fue perpetrado ayer poco después de las cuatro y media de la tarde, y es el segundo robo a mano armada que sufre este comercio.

Un delincuente que cubría su rostro con un casco, y vestía ropas oscuras, llegó al negocio cuando no había ningún cliente y con un arma de fuego amenazó de muerte a la empleada, una joven que sólo atinó a cumplir estrictamente lo que el ladrón le ordenaba.

Fue así como -en pleno centro, en una zona de intenso tránsito- el ladrón la despojó de una computadora portátil con la cual realizan las cargas virtuales de teléfonos, del celular de la joven y de todo el dinero que había en la caja.

“No me sigás. Afuera hay otro. No salgás para nada”, le habría señalado el asaltante a su víctima, tras lo cual huyó hacia el microcentro.

Desde el negocio se comunicaron con la policía, que llegó, tomó algunos datos y se fue del lugar. Nada fue revisado, a punto tal que con el paso de los minutos fue hallado tirado un par de anteojos negros que habría llevado uno de los delincuentes.
Como la policía se fue y no se entrevistó con nadie responsable del comercio (a la chica, que no paraba de llorar sólo le dijeron que fuera a denunciar el robo), cuando la mujer del propietario llegó al comercio (“estaba a dos cuadras, ni me esperaron...”) reiteró el llamado a la policía.

Además, se buscó a un médico que tiene consultorio en la cuadra, quien se encargó de revisar a la joven asaltada, quien padecía una crisis nerviosa.

Se acercaron más personas al comercio y reclamaron varias veces la presencia policial para que levantara los anteojos y buscara si había algún otro elemento que dejaron en la huida.

Pero pasada media hora, no había retornado ningún policía.
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de Puntal y puntal.com.ar. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.