Portada > Locales > 17/02/2017 > Nota
|
Los ingresantes intervinieron en el campus y en 14 puntos de la ciudad
En el marco de las actividades de ingreso a la UNRC, más de 3 mil jóvenes participaron de una jornada que tiene como objetivo fomentar el trabajo en equipo y el compromiso de los estudiantes con la comunidad

Un número importante de jóvenes ingresantes a la Universidad Nacional de Río Cuarto participó ayer de la 7° Jornada de Trabajo Solidario, una actividad que desde hace varios años forma parte de las tareas de ingreso. En la ocasión, desarrollaron actividades solidarias en unos 40 focos de trabajo, distribuidos dentro del campus universitario y en distintos puntos de la ciudad.

En el año lectivo que comienza, más de 4.500 jóvenes empiezan a transitar su sueño universitario en la UNRC. Según informaron desde la casa de altos estudios, 3.708 son los ingresantes inscriptos, a los que se suman otros 957 preinscriptos que tienen que terminar de presentar la documentación exigida por la universidad. De acuerdo con esos números, era de esperar el importante marco que se viviría en el día de ayer.

Minutos antes de las 8 de la mañana el movimiento en los ingresos a la universidad era intenso, y pocos minutos después las gradas del anfiteatro abierto General San Martín estaban repletas.

Allí, mate de por medio y con rostros que ya no acusaban la incertidumbre del primer día de clases, los estudiantes de las más de 50 carreras de la Universidad Nacional recibieron la bienvenida formal a la Jornada de Trabajo Solidario y se distribuyeron en los equipos de trabajos, con los que desarrollaron arreglos, colaboraciones, censo de alfabetización, entre otros, en el campus universitario y en catorce sectores de la ciudad.  

Jorge González, vicerrector de la UNRC, encabezó la bienvenida formal a los asistentes. Los invitó a reflexionar sobre la importancia de la movilización juvenil alrededor de la tarea voluntaria como herramienta que permite ampliar los horizontes estudiantiles y que debe formar parte de la vida universitaria de los alumnos de dicho espacio.

A dicho testimonio le siguió la bienvenida del presidente de la Federación Universitaria Río Cuarto (Furc), Mariano Llobel, quien resaltó la importancia de la participación social por parte de los estudiantes de la universidad pública.
“El objetivo de esta jornada es comprometernos como estudiantes y futuros profesionales con nuestra realidad y así intentar modificarla a través de la conciencia crítica y el trabajo en equipo”, subrayó.

Posterior a esto y divididos en grupos, los estudiantes trabajaron en tareas de arreglo, mantenimiento y embellecimiento en más de 40 focos de intervención, dentro y fuera de la universidad.

Dentro del campus, los jóvenes realizaron trabajos de pintura en los portones de ingreso, en los diferentes pabellones y patios de la universidad, en los corrales e incluso en el campo experimental ubicado frente al campus, ruta de por medio.

Así también, las acciones llegaron a las residencias estudiantiles universitarias y al jardín maternal Rayito de Sol, ubicado dentro del campus.
Pero el trabajo solidario no sólo quedó dentro del campus, sino que, como desde hace algunos años, se extendió a diferentes puntos ubicados a lo largo y ancho de la ciudad.

Catorce fueron los focos de trabajo en los diferentes barrios de la ciudad, en lo que son vecinales, clubes, centros comunitarios, escuelas y plazas. Entre los mismos: el club Juan Bautista Alberdi y el Centro Integrador Comunitario Irma Figueroa, en donde trabaja la Pastoral Universitaria, en Banda Norte; el Centro Integrador Comunitario de barrio Obrero; las capillas Nuestra Señora de Guadalupe, del Valle y Santa Rita, de barrio Alberdi; la granja Siquem, la casa de apoyo escolar de barrio Las Delicias, la casa Brochero, punto de referencia de la Universidad Barrial en Río Cuarto y el Parque Ecológico.

A estas actividades se sumó un censo de alfabetización en diferentes sectores de la ciudad, con el objetivo de conocer dicha realidad en pos de orientar las actividades de extensión que se vienen generando desde la Universidad en los barrios.

Al mediodía, y como broche de la jornada, los asistentes disfrutaron de un cierre cultural, que incluyó una choripaneada en el sector de la pileta del campus, en donde pudieron compartir diferentes actividades deportivas y disfrutar de la presencia de bandas musicales.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de Puntal y puntal.com.ar. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.