Portada > Regionales > 19/05/2017 > Nota
|
Sin ofertas en el primer día, comenzó la subasta del Frigorífico Huinca
El proceso que se lleva a cabo online tuvo numerosas visitas, pero sin propuestas inversoras. El monto inicial para su venta es de US$ 1.250.000. En la ciudad hay expectativas de que el lugar sea reactivado

Huinca Renancó.- Comenzó ayer la subasta online del Frigorífico de Huinca Renancó, proceso que en su primer día de puesta en vigencia no tuvo oferentes, por lo que las expectativas están puestas en lo que pueda ocurrir hoy.

El sitio habilitado para el remate www.narvaezbid.com.ar recibió miles de visitas en las primeras horas de ayer, pero no hubo ofertas concretas, La base de compra es de US$ 1.250.000 y comprende las instalaciones más el amplio predio ubicado sobre la ruta provincial Nº 26.

Este lugar que fuera la única industria que tuvo el departamento General Roca con más de 200 puestos laborales, desde hace ya 3 años está cerrada, y a pesar de las gestiones e intervenciones realizadas por el Municipio de Huinca Renancó y la Provincia, no se logró interesar a inversores, ni tampoco se encontraron alternativas para seguir produciendo.

El remate se hace a través de Superbid. Desde hace cinco años esta empresa implementa en el país un método para desprenderse de activos que mezcla el tradicional mecanismo de subastas con una versión on line.

El tema genera sentimientos contrapuestos en los huinquenses por el remate de una de las mayores industrias que supo tener la región, pero además da cierta esperanza de que este lugar sea adquirido por una empresa que pueda ofrecer fuentes laborales en la localidad.

La descripción del inmueble que aparece en la página del remate menciona: predio de 53 hectáreas, del cual 42 hectáreas se utilizan para la agricultura; con un sector de monte con eucaliptus; otras 8 hectáreas en zona de tratamiento (piletones) y un sector de 4 hectáreas destinado a la planta industrial (el edificio).

En cuanto a las instalaciones fabriles,  abarcan 11 mil metros cubiertos, distribuidos entre sector de oficinas administrativas, camino de la faena, corrales, faena, menudencia, tripería, cámaras, depostada, barraca, y como anexos tiene sala de calderas, sala de máquinas, taller, comedor, vestuarios para el personal y sector de estacionamiento.

Golpe socioeconómico

En diálogo con este medio, el intendente huinquense señaló que ya pasaron tres años pero aún se sienten los coletazos del impacto socioeconómico que generó para la localidad la pérdida de trabajos estables y los ingresos relacionados a la parte impositiva que suponía esta industria.

"Ojalá que venga alguien que lo compre para reactivarlo", dijo y agregó que políticamente fue muy complicado avanzar cuando la situación dependía de una decisión de privados.

Cabe recordar que tras el cierre de la planta, se llevaron a cabo reuniones con los empresarios y funcionarios provinciales en la búsqueda de una salida que permitiera mantener las fuentes laborales. Pero ninguna de las instancias prosperó, y finalmente los obreros fueron indemnizados.

No sólo el impacto fue sobre estos trabajadores sino sobre otros sectores indirectamente relacionados con esta actividad, como transporte, mecánica, entre otros rubros.

En la retina de los huinquenses aún esta grabada la imagen de aquel día de junio de 2014 cuando el Frigorífico Carnes Huinca cerró sus puertas, en una situación dramática para alrededor de 200 familias que dependían laboralmente de esta empresa.

Junio de 2014

Fue exactamente el 19 de junio de 2014 -Día del Padre- que las familias que dependían de esta industria, la más importante de la región, recibieron los telegramas de cesantía.

 El cierre se precipitó tras un relevamiento realizado por el Senasa que encontró irregularidades edilicias que debían solucionarse para poder seguir operando.

Sin embargo, ante la intimación del organismo nacional, las empresas propietarias tomaron la decisión de cerrar e indemnizar al personal antes que proyectar una remodelación de las instalaciones, lo que en aquel entonces suponía una erogación de unos 11 millones de pesos.

Hoy las expectativas están puestas en que surjan inversores que adquieran el lugar, el que después de 3 años de cierre ha sufrido un deterioro que podría implicar también altos costos si el objetivo es volver a trabajar como frigorífico.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de Puntal y puntal.com.ar. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.