Portada > Regionales > 13/08/2017 > Nota
|
Coronel Moldes: desde hace 23 años promocionan la lactancia materna
En 1994, un grupo de mamás de la Guardería Municipal y la asistente social Griselda Cettour iniciaron el proyecto. Hoy algunas de sus gestoras son abuelas y siguen velando por la alimentación natural de los bebés

Coronel Moldes.-  Desde hace 23 años y por iniciativa de mamás, hoy algunas de ellas abuelas, se puso en marcha en esta ciudad un proyecto para promocionar la lactancia materna. La iniciativa, ya con raíces firmes, continúa desarrollándose y mostrando los beneficios de esta alimentación entre los recién nacidos.

Días atrás, y en el marco de las celebraciones de la  Semana de la Lactancia Materna, las mujeres moldenses que hoy dan continuidad a esta propuesta bajo la coordinación de Griselda Cettour, se reunieron y festejaron con una gran mateada y un ciclo de integración en los jardines del Paseo de los Artesanos de esta ciudad.

“Este es un programa que ya tiene 23 años. Algunas de las que fueron madres en sus inicios y que participaron del proyecto hoy son abuelas. Ellas saben muy bien que la leche materna es lo mejor que puede receptar el niño”, dijo la trabajadora social y gestora del proyecto Griselda Cettour.

A poco de recibirse como asistente social, Cettour encaró este proyecto que logró trascender las gestiones de gobierno para instalarse como parte de una política de concientización y salud. Durante los primeros años se trabajó en la atención de las necesidades materiales de las mamás de la guardería municipal y paralelamente en concientizar sobre la importancia de la lactancia materna.

Compromiso de las mujeres

Así fue que se logró que las madres que acudieron tomaron este proyecto como propio y aún hoy tienen sentido de pertenencia. “Hay dos mamás que están desde el principio. Hoy ya son abuelas y siguen acompañando, exponiendo ideas y nuevas iniciativas, porque lo han tomado como propio”, explicó la asistente social a PUNTAL.

"Se sigue con distintas estrategias y creatividad. Tratamos de innovar pensando en hacer cosas distintas, tratando de hacer entender lo importante que es la lactancia. Es como la columna vertebral del grupo. Están en la agrupación porque están convencidas de que lo que hacen es bueno", señaló.

De mamás a abuelas

Griselda Cettour recordó que el paso del tiempo permite ver a abuelas con hijas y con nietos que ya forman parte de esta agrupación.

"Nosotros tratamos de llegar a toda la comunidad, al barrio, a la gente, transmitiendo el boca en boca y creo que en Coronel Moldes, cuando se emprende algo, la población nos responde totalmente".

Esta trabajadora social dijo que entiende cuando hay una madre que no puede amamantar, pero se la acompaña. Cuando hay situaciones así se las alienta y se les aconseja que en este sistema de alimentación se crean patrones de inmunidad, de un alimento sano, perfecto además de la inmensa cuota de amor que ello significa.

"No somos especialistas en lo clínico, sino que tratamos de acentuar en lo que es natural, que es lo mejor. Por ahí pensamos que hasta es insólito estar defendiendo un método que por cientos de años es lo que la naturaleza nos ha otorgado. Increíble pero es así. Científicamente se ha comprobado que la lactancia materna es lo mejor que nos puede suceder.

Menos nacimientos en la ciudad

Cettour dijo que en los últimos años el seguimiento o detección de mamás con bebés en edad de amamantamiento se comenzó a dificultar ya que muchas de ellas fueron asistidas en sus partos en Río Cuarto, por lo tanto no se tiene el registro.

“Al principio lo que se hacía en forma constante era visitar el Hospital de Moldes, visitar a los bebés y después, a los 6 meses, se las  visitaba en el domicilio para hacerles una evaluación, si era lactancia mixta, artificial. Eso quedó todo registrado. Después se hacía un gran encuentro anual de lactancia materna. En los últimos años hay muy pocos nacimientos en nuestro Hospital, entonces el número de bebés, de la cantidad que nacían acá, disminuyó muchísimo. La mayoría los derivan a Río Cuarto”.

No obstante, el grupo logró poner en marcha otras estrategias para llegar a ellas y  acompañarlas, como concursos sobre momentos de la primera infancia, o un encuentro con mateada como este año.

Asimismo, expuso que lo que se pretende es que la lactancia materna no se tome como una cuestión de “sacrificio sino de orgullo para la mujer. Por último, Griselda Cettour destacó la continuidad de este proyecto más allá de las administraciones y políticas sanitarias municipales que se fueron desarrollando en estos 23 años.

 

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de Puntal y puntal.com.ar. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.