Portada > Nacionales > 13/08/2017 > Nota
|
C贸rdoba va a las urnas en plena tensi贸n entre Macri y Schiaretti
Cambiemos pide ratificar el actual modelo y Uni贸n por C贸rdoba reclama corregirlo. El kirchnerismo y la izquierda quieren entrar en la pelea por la novena banca. Est谩n habilitados 2,8 millones de cordobeses

En medio de un clima de tensión entre el presidente Mauricio Macri y el gobernador Juan Schiaretti por la distribución de los fondos, 2,8 millones de cordobeses están habilitados para votar hoy en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.

Las Paso definirán los candidatos a diputados nacionales para las nueve bancas que Córdoba renovará en las elecciones generales del 22 de octubre próximo.

En estos comicios, la disputa principal se da entre Cambiemos, que pide ratificar el modelo de país, y Unión por Córdoba, que reclama corregir el rumbo.

La alianza que lidera Macri logró más del 70 por ciento de los votos en Córdoba en el marco del balotaje, en tanto que la coalición que comandan Schiaretti y José Manuel de la Sota gobierna la provincia desde 1999.

Córdoba es el segundo distrito electoral de importancia en el país.

El número de electores habilitados para votar asciende a 2.884.358, de los cuales 1.109.229 corresponden a la capital provincial.

Para la ocasión, se habilitarán 1.211 establecimientos con un total de 8.649 mesas. En Río Cuarto podrán votar 134.294 personas.

En la provincia se presentan 11 fuerzas políticas conformadas por seis alianzas electorales y cinco partidos políticos. Sin embargo, en el cuarto oscuro habrá 15 listas.

En ese contexto, solamente dos fuerzas irán a internas: Cambiemos y el partido País.

En Cambiemos, competirán entre sí la lista que encabeza el macrista Héctor Baldassi y la que preside el radical Dante Rossi.

La de Baldassi está integrada además por Soledad Carrizo, Gabriel Frizza, Brenda Austin y Diego Mestre. Los candidatos del sur son Julián Chasco y Ariel Grich.

En tanto la de Rossi lleva como postulante local a la exconcejala María del Carmen Cabral.

Por su parte, País tiene cuatro boletas que postulan a Enrique Sella, David Villalva, Danilo Ambrosino y Elvio Ontivero. En la de Sella figura el exfuncionario riocuartense Yvon Tesio.

Según cálculos realizados, se necesitan 30 mil votos para pasar a las elecciones de octubre.

En tanto, Unión por Córdoba candidatea en primer lugar a Martín Llaryora, que va en la nómina acompañado de Alejandra Vigo, Paulo Cassinerio, Daniel Passerini y Claudia Márquez, quien representa al intendente Juan Manuel Llamosas.

El kirchnerismo participa en estas primarias de la mano del Frente Córdoba Ciudadana que promueve a Pablo Carro. En dicha lista también está el exconcejal riocuartense Osvaldo Da Costa.

Mientras el Frente de Izquierda candidatea a Liliana Olivero y al riocuartense Ezequiel Peressini, la Izquierda al Frente lleva a Luciana Echevarría.

Los K y la izquierda van en busca de la novena banca.

La alianza Somos sale a la cancha con Néstor Moccia y Sergio Fioretti, quien preside el Partido Socialista de Río Cuarto, y el partido GEN con Miguel Ortiz Pellegrini y la riocuartense Griselda Baldata.

Encuentro Vecinal Córdoba impulsa a Aurelio García Elorrio; Primero la Gente a Alberto Beltrán; y el Partido Humanista a Fernando Schüle y a la riocuartense Raquel Woods.

Los que dejan

Los diputados cordobeses que dejan sus bancas son los siguientes: Diego Mestre, Soledad Carrizo y Brenda Austin (Unión Cívica Radical), Héctor Baldassi (Pro), Agustín Calleri, Blanca Rossi y María Eugenia Brezzo (Unión por Córdoba) y Andrés Guzmán y Ernesto Bernabey (Bloque Brigadier General Juan Bautista Bustos).

Los nuevos legisladores se elegirán el 22 de octubre venidero.

Marcelo Irastorza
mirastorza@puntal.com.ar

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de Puntal y puntal.com.ar. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.