Portada > Espectáculos > 13/09/2017 > Nota
|
Miércoles de película
Se exhiben hoy "El juego de las lágrimas" en el Teatrino y "El futuro" en el Favio.

"El futuro" se exhibe hoy en el Favio.

prev next

“Cine en el Teatrino”

Luego de la reapertura excepcional de la semana anterior, esta noche a las 21 vuelve a su ritmo normal este ciclo que se desarrolla en la sala de Colón 148 y que anuncia la exhibición de “El juego de las lágrimas”, dirigido el irlandés Neil Jordan

Jody (Forest Whitaker), un soldado británico destinado en Irlanda del Norte, es secuestrado por un comando del IRA gracias a que cae en las seductoras redes de uno de sus miembros, Jude (Miranda Richardson).

Puesto al cuidado de otro de los miembros del grupo, Fergus (Stephen Rea), se teje entre ellos desde el comienzo una extraña intimidad repleta de confesiones y complicidades que tiene sus consecuencias.

Jody arranca a Fergus la promesa de que irá a visitar a su novia, Dil (Jaye Davison), para explicarle lo ocurrido: Fergus es apartado de sus compañeros cuando el ejército británico asalta su escondite.

Entonces huye del IRA, se instala en Inglaterra y frecuenta la compañía de Dil, de la que termina enamorándos, situación en la que se entera de la muerte de  Jody a manos del IRA

Con el trasfondo de esa confrontación civil-religiosa, el centro temático es el choque entre el amor y los principios morales: ante todo, una historia de amor, pero enmarcada entre una desgarradora violencia física y psicológica.

El film obtuvo seis nominaciones al Oscar en las categorías de mejor película (Stephen Woolley), mejor director (Neil Jordan), mejor actor protagonista (Stephen Rea), mejor actor secundario (Jaye Davidson), mejor montaje (Kant Pan) y mejor guión original (Neil Jordan), ganando ésta última estatuilla.

Además, certificando su notable repercusión, se llevó el premio a la mejor película de la Academia de Cine Europeo. Obtuvo varias nominaciones a los BAFTA, el premio Alexander Korda al mejor film británico entregado por la Academia Británica, fue la mejor película extranjera de los Independent Spirit Awards y  se llevó el premio al mejor guión original otorgado por la Writers Guild of America.

“Cine por la Diversidad”

Esta noche a las 21 horas prosigue en el C.C. Leonardo Favio la programación cinematográfica del ciclo especial de los miércoles con la proyección de “El futuro”, del director español Luis López Carrasco, miembro del colectivo cinematográfico Los Hijos, uno de los más pujantes surgido en España en los últimos años.

El film comienza con una retransmisión de radio: es la noche electoral de 1982 y Felipe González anuncia, ya con todo el poder en sus manos, sus propósitos: habla de consolidar definitivamente la democracia, superar la crisis económica y concluir la construcción del Estado de las autonomías; y de modernización, progreso, solidaridad y de todos los españoles.

Las fluctuaciones de la sintonía que emite, da paso a la acción que transcurre en una ciudad, en un piso, en una noche de jóvenes de los ochenta, que discurre entre diálogos inaudibles y grupos musicales anteriores a 1983, casi ninguno famoso: ellos, que son el signo de ese futuro que anuncia el discurso presidencial, no parecen estar muy al tanto de ese porvenir. 

El film surge, según el director, “por pura desesperación: en 2011, cuando con 32 años y por primera vez en toda mi existencia no podía hacer absolutamente nada por mi futuro. Perdí mi trabajo en la Filmoteca, cortaron las becas y todas las líneas de financiación para jóvenes emprendedores. De los cinco planes que tenía para salir adelante fallaron todos, uno detrás del otro. Me quedé en un punto muerto que era la nada pura. Empecé a rozar la depresión”.

Rodada en 16 milímetros y con la pura definición del bajo costo, “El futuro” juega con un estilo documental para “pensar en una sociedad española en la que se recuperaba la posibilidad de que hubiera futuro pero sin criticar a esa generación de la Movida, en todo caso los envidio, su mayor preocupación era ser felices; siempre me ha parecido que hay mucha envidia por parte de quienes no formaron parte de ella. Por eso creo que era el momento de entrar en los ochenta, sin hacer leña con el árbol caído de la Transición que ha pasado del tótem al tabú, y así no hay diálogo posible”, sostuvo el director.

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de Puntal y puntal.com.ar. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.