Portada > Locales > 07/12/2017 > Nota
|
Ante la Justicia, el Municipio insistirá con la negativa de habilitar a Monsanto
La Cámara de Apelaciones I le trasladó la demanda y el Estado local tiene 15 días para contestarla. El fiscal municipal Julián Oberti confirmó que defenderán el decreto de Jure hasta las últimas instancias

En una de las primeras acciones dentro del juicio de Monsanto contra la  Municipalidad de Río Cuarto, la Comuna debe contestar la demanda de la multinacional y ratificar el criterio utilizado para denegarle la habilitación en la ciudad. Así lo confirmó el fiscal municipal Julián Oberti, quien sostuvo que el Estado local tiene todas las facultades para decidir sobre la radicación o no de una empresa.

En medio de lo que seguramente será un proceso de largo aliento, el gobierno de Río Cuarto debe ahora responder la demanda reformulada por Monsanto, que cuestiona por arbitrario el decreto 1.396.

Es ni más ni menos que el instrumento legal con el que el entonces intendente Juan Jure rechazaba la habilitación de una planta experimental de semillas de soja y maíz, el 27 de noviembre de 2013. ¿Los argumentos?  Que la multinacional hoy propiedad de Bayer no había aprobado el estudio de impacto ambiental, y que su instalación ponía en riesgo la paz social.

El lunes pasado, el Municipio fue notificado formalmente sobre la demanda -corregida- de la semillera y a partir de entonces tiene un plazo de quince días para realizar su descargo.

Negar los cuestionamientos

“Obviamente, vamos a negar todos los hechos que nos reprocha la gente de Monsanto, que es la parte actora”, comentó el fiscal municipal Oberti.

“Vamos a obrar en línea como viene haciendo la defensa estructural desde un comienzo para este tema, con la negativa de la habilitación”, agregó el funcionario.

“Hay una orden judicial que nos dice que fue repostulada la demanda, y nosotros sostenemos que la habilitación le fue denegada en su momento en forma correcta por la gestión anterior. Vamos a proseguir con la defensa que ya se inició en aquel momento y que ahora se repostuló”, dijo el fiscal municipal.

En el mismo sentido, Oberti negó que la decisión del entonces intendente Jure sea arbitraria y se mostró convencido de que todo “se hizo en buenos términos, porque el Municipio tiene facultades de poder de policía y puede regular en materia de salubridad, salud y medioambiente”.

“En su momento, el Municipio entendió que la instalación de la empresa podía afectar todas estas aristas, y por eso se le denegó la habilitación”, señaló Oberti.

“Todo está ahora puesto sobre la mesa, y se va a terminar de dirimir en este juicio, en el tiempo que sea necesario”, amplió el funcionario municipal.

Consultado sobre cómo cree que será el proceso judicial, el fiscal municipal aventuró que lo que viene es una larga batalla judicial. En tal sentido, sostuvo que “los procesos judiciales son largos e insumen bastante tiempo. Este juicio recién está empezando”.

Litigarán hasta que se pueda

Yendo más allá en la proyección, señaló que el Municipio llevará el litigio hasta las últimas instancias posibles.

“Hasta hoy, lo único que avizoramos a futuro es que el Municipio va a litigar y cada uno defenderá su postura, hasta que finalmente haya una decisión judicial que se deberá acatar”, finalizó Oberti.

Más allá de todo, la batalla legal que lleva 3 años recién empieza.

 

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de Puntal y puntal.com.ar. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.