Portada > Locales > 12/01/2018 > Nota
|
El Municipio y la SAT buscan una salida hasta que se ajuste el boleto
Despu茅s de la tensi贸n de fines del a帽o pasado y comienzos de este, iniciaron un camino de di谩logo. La quita de subsidios nacionales al gasoil empuj贸 a la empresa a pedir una recomposici贸n del pasaje, pero el gobierno no lo aval贸

Después de la tensión entre el gobierno local y la SAT por el precio del boleto urbano de pasajeros que llevó a la empresa a recortar unidades en cinco líneas, ahora las partes iniciaron un camino de diálogo para intentar alternativas que permitan una solución temporaria para el transporte local hasta tanto el Concejo Deliberante trate un ajuste en el valor del pasaje.

La semana comenzó con el anuncio de la empresa que restituyó todas las unidades retiradas de circulación. Fue el primer gesto en favor de un acercamiento entre las partes.

Ayer, el presidente de la empresa, Julio Titarelli, destacó: “Estamos entrando en un marco de diálogo con el Ejecutivo y armando un plan de contingencia por lo que se viene hasta que se trate el tema del aumento del boleto.
Veremos cómo va a ir operando el tema de los subsidios al gasoil porque lo que tenemos entendido es que va a ir cambiando mes a mes”, alertó el empresario.

En enero el precio del litro de combustible que utiliza la SAT subió de 8,40 a 11,40 pesos, lo que significó un aumento en los gastos mensuales entre diciembre y enero de 480 mil pesos, de acuerdo a lo que explicó por la SAT.
La cifra surge del consumo de 160 mil litros mensuales que utilizan la totalidad de los coches. Pero los cambios en los valores no terminaron y continuarían en los próximos meses de acuerdo a lo dispuesto por el Ministerio de Transporte Nacional que comanda Guillermo Dietrich. Ahora, las estimaciones señalan que el litro de gasoil alcanzaría los 13,40 hacia mediados de año.

Ante esas modificaciones en los costos del gasoil, la SAT solicitó en diciembre un aumento en el boleto. Pero el oficialismo en el Concejo prefirió no avanzar hasta tanto se concretaran las medidas de la Nación, que finalmente llegaron con el arranque del año.

“Estamos viendo la forma en que la empresa siga funcionando porque se ha puesto muy preocupante la situación”, advirtió Titarelli en declaraciones al programa radial Café Digital que se emite por el 91.9.

Por otra parte, se sumó en las últimas horas el inicio de las paritarias de Aoita, el gremio de los choferes, que solicitó un ajuste del 25 por ciento, 10 puntos por encima de la pauta inflacionaria pretendida por el Gobierno para 2018. “Todo complica”, sintetizó Titarelli.

“Cuando se habla de plan de contingencia implica analizar de qué forma poder solventar esos mayores gastos que hoy está teniendo la empresa y que los anticipamos a fines de noviembre. Aquello se corroboró a partir del 1° de enero. Por eso la intención es que la empresa siga prestando el mismo servicio de siempre”, explicó el presidente de la SAT.

Titarelli amplió el concepto de plan de contingencia al indicar que “lo que se busca no es achicar el servicio, sino ver la forma de compensar el sobrecosto de los 480 mil pesos mensuales”, dijo.

Sin embargo, sobre el modo en que se podría compensar ese mayor costo, Titarelli indicó: “No hay nada definido porque recién estamos comenzando a dialogar y buscando alternativas con el objetivo central de sostener el servicio”.

Las inequidades de un sistema deformado

Una fórmula que el Ministerio de Transporte piensa para los colectivos es recortar los subsidios al gasoil, mientras congela aquellos calculados por kilómetro recorrido y unidades en circulación. Estos últimos se irán licuando por el impacto de la inflación. La intención final es ir reemplazando ese dinero por incrementos en los pasajes.

“Estamos en una encrucijada muy grande, especialmente las empresas del interior que recibimos menos dinero y tenemos menos pasajeros por kilómetro”, explicó ayer Titarelli.

El empresario estimó que a través del Sistau (que aporta recursos por kilómetro recorrido y unidades) las empresas del área metropolitana de Buenos Aires reciben tres veces más recursos que las del interior”. En Buenos Aires, el ministro Dietrich acaba de anunciar que el boleto pasará a costar 8 pesos cuando, por ejemplo en Bariloche cuesta $ 19 o el nocturno de Córdoba, casi $ 18.

 

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de Puntal y puntal.com.ar. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.