Portada > Locales > 12/01/2018 > Nota
|
Desde el lunes aumentan un 13% el pan, los criollos y las facturas
La Cámara de Industriales Panaderos y Afines anunció la medida. Explican que la suba de luz, gas, combustible y cargas sociales, impacta en los costos

Las compras en la panadería van a tener un incremento del 13 por ciento a partir del próximo lunes. Así lo confirmaron desde la Cámara de Industriales Panaderos y Afines que se reunió esta semana para establecer los nuevos precios.

El kilo del pan francés va a costar 44 pesos (hasta ahora, costaba $ 40), el de italiano 49, y el felipe, diez pesos. Los criollos comunes se van a conseguir a 73 pesos el kilo y el de hojaldre, que suele ser más caro, a 82 pesos. Las facturas van a costar nueve pesos por unidad ( hoy a $ 7,50) mientras que las de hojaldre se elevan a diez pesos. Estos son los precios máximos sugeridos por la entidad.  

Desde la Cámara aseguraron a PUNTAL que los aumentos generales de servicios y combustibles impactan en los costos totales de la producción.
Además, a estas tarifas se suman los aumentos salariales, ya que en enero se cumplía la última cuota pautada en las paritarias.

“Normalmente los aumentos son en marzo, abril o mayo. Nunca hemos hecho un aumento en esta época porque es cuando tenemos mayor caída en las ventas”, explicó Bruno Prizzón, titular de la entidad que nuclea a 45
panaderos.

Además, explicó que este año están sorprendidos por el bajo nivel de ventas. “Hay colegas que tuvieron caídas del 40 por ciento por el verano”, agregó.

Las altas temperaturas suelen ser uno de los factores que inciden en el menor consumo de pan y afines, como sucede todos los años. Se calcula que las ventas en verano caen un 20 por ciento. Sin embargo, para Prizzón “es posible que la gente elija restringir en la compra de este producto”, teniendo en cuenta que hay varios alimentos de la canasta que vienen en aumento.

En la misma sintonía explicaron los almaceneros, que la venta de criollos y facturas cae en los meses de verano, comparado con la venta de pan. “La gente consume más de este tipo de productos en entornos favorables, como los lugares turísticos”, clarificó Adrián Morales, presidente de la Cámara de Almaceneros.

Ingredientes más caros

“La harina aumentó, el azúcar y la margarina también, alrededor de un 5 por ciento. Los envases tuvieron un incremento mayor, entre el 5 y 10 por ciento. Esperamos que ahora que el dólar bajó, también bajen los precios de estos insumos”, agregó el panadero. “Nos hace daño la parte impositiva, las cargas sociales, el aumento de combustible, ya que todos tenemos repartos. Se vuelve un costo muy alto”, señaló.

Hay algunas panaderías que están cerradas por vacaciones, por lo que reanudarán su tarea con los aumentos señalados y en general, Prizzón explicó que los locales ubicados en los barrios suelen manejar costos más bajos.

El bar ayuda

Desde una cadena local de panaderías, que tiene más de diez sucursales en la ciudad con bar incluido, señalaron que el aumento de precios en los productos de panificación y pastelería será del orden del 10 por ciento.
Además, rescatan que este año se vendió más café que años anteriores, lo cual tiene incidencia en la venta del resto de los productos. De la misma manera, la oferta de bebidas frescas como licuados y gaseosas, también son acompañadas de facturas y criollos, por lo cual, se ve favorecido el movimiento del pan y sus asociados.

Próximos aumentos

“El 13 por ciento de suba en los precios de los productos no llega a compensar lo que venimos incrementando en costos de producción, así que en marzo vamos a tener que volver a ajustar”, afirmó Bruno Prizzón. Sin embargo, eligieron hacerlo en etapas, para no aumentar la caída de las ventas en época de verano. 

 

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de Puntal y puntal.com.ar. Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.