Deportes | abuso | afiliados | bochas

"Objetivos cortos, proyectos grandes"

Torres reflexionó sobre su gestión: “No era impensado este club que transformamos. Hace 30 años lo pensamos. Habíamos pensado incluso lo que queremos hacer ahora con el fútbol, el tenis y la pileta climatizada”.

Agregó: “Es el resultado de la fe. Ponernos objetivos cortos para concretar proyectos grandes”.

Recalcó: “No reinventamos al club. Antes hubo grandes dirigentes y no debo ser egoísta. Debo crear dirigentes y darles paso”.

Indicó: “Como me tocó suceder a Ricardo Mercadal, quien me suceda tendrá que saber lo que quiere. Se necesitan dirigentes que sean innovadores y generosos con sus compañeros de gestión. Ese es el mejor regalo que podés dejar”.

La Liga necesita un cambio

En esta línea, afirma: “Con ver el 50% del proyecto que nos propusimos en las 17 hectáreas me conformo. Otros lo terminarán”.

Explicó: “El club no es de Torres y nunca lo va a ser. Es de los 1.500 socios y va a tener 3.000 socios con lo que proyectamos”.

Añadió que se debe evitar “aferrarse a un cargo. Eso es lo que hay que entender. La institución es del socio y hay que hacer crecer a los dirigentes para que hagan crecer al club”.

Consideró que “la Liga Villamariense de Fútbol necesita un cambio de presidente porque Claudio Martínez no tiene proyectos”.

“Cuando hace 6 años pidió tener una oportunidad para dirigir la Liga, yo fui franco con él. Le dije que no podía apoyarlo, porque no tenía proyectos. Nada personal”.

“No tengo nada contra Claudio Martínez. Hace 6 años que preside la Liga y en dos períodos no he visto crecimiento. Por el contrario, veo una Liga de menor calidad”.

Precisó: “Alguien me dijo que Claudio sumó 3 o 4 equipos. Sumar no significa amontonar. Había que darles calidad a los clubes afiliados y sumar otros con un proyecto superador. No ha podido generar una buena gestión porque no hay proyecto. No tiene”.

Aclaró: “Nunca le objeté nada en sus 6 años. Al contrario, se hizo siempre lo que él quiso. Una vez me pidió que le cambiara un delegado (Oscar Bruno) porque le molestaba. Lo cambiamos. Siempre apostamos a que terminara su mandato y pudiera demostrar para qué quiso ser presidente”.

Agregó: “No hizo nada positivo. Surgió una intención de cambio. Me hablaron, me demostraron que hay un proyecto. Apostaremos a ese proyecto que encabeza Diego Conrero porque Martínez ya estuvo 6 años y no pudo demostrar nada de lo que Española espera de la Liga. Apostaremos por Conrero, pero no por razones personales. Es para mejorar lo que hizo Martínez. No cumplió las expectativas y habrá que cambiar”.

“Es muy sencillo. Si Martínez hubiera colmado las expectativas y mostrado un proyecto no habría oposición. Estuvo 6 años y la Liga no mejoró. Al contrario”, sostuvo.

Recalcó que “es muy fácil hacer un presupuesto y dividirlo por 20 clubes. Es una situación cómoda, pero los 20 clubes necesitan que él gestione y salga de su comodidad para que los clubes no tengan que lidiar con esa carga. Pero Claudio no puede gestionar con ninguna Municipalidad porque está enemistado con todo el mundo”.

Resaltó: “Española es apolítica, pero yo tengo una relación de gestión con las municipalidades y la Provincia, porque no tengo problemas con nadie. No es mi club, tengo socios de distintos partidos políticos, religiones y todos saben que gestiono todo el tiempo con los dos intendentes o la Provincia, porque Española no es de Torres. La Liga no es de Martínez y él no puede gestionar. Está peleado”.

“Si yo, como representante de un club, estoy peleado con quienes me pueden ayudar, tengo que dar un paso al costado. No represento a Torres, sino a Española”, dijo.

Estimó: “No podés gestionar para el rubio y no para el negro. Martínez hizo abuso de autoridad, porque no nos ha tratado a todos por igual y eso no debe ocurrir en ninguna institución”.

“Española necesita ser parte de una Liga, que tenga un presidente que cumpla su función para los 20 clubes por igual. No está pasando”.

Remarcó: “Necesitamos un presidente que trabaje. No me interesa quién preside la asociación de fútbol, ni de bochas ni la federación. Me invitaron a participar, pero tengo tiempo. Mi compromiso es gestionar para Española”.

Consideró: “Se pueden conseguir otras cosas para la Liga Villamariense de Fútbol. Martínez tiene que ceder su lugar. Yo no voy a formar parte de la Liga ni hago campaña. Le dieron la oportunidad a Martínez, 6 años después hay que dársela a Conrero. Lo que está bien no se cambia. En el fútbol, equipo que gana no se cambia”.

“Este equipo pierde. Con la verdad fui a todos lados. No puedo clavarle un puñal por la espalda a Martínez. Si salí a hablar es porque habló de mano negra. No hay mano negra, hay un ciclo terminado de Martínez”, puntualizó.

Para culminar, subrayó: “La Liga merece que Martínez le otorgue la oportunidad a Conrero. Quiero un fútbol con más calidad en mi Liga. No me conformo con esto. Mi club pide varios cambios. Mejorar desde la Liga la infraestructura de los clubes, aportarle gente capacitada en el manejo de los jóvenes y niños. No podemos hacer fútbol femenino y las mujeres se cambian con los niños en un vestuario. Gestionar con municipios y Provincia para mejorar los pisos, alambrados, baños. Quiero un proyecto. Hay una gran deuda con el fútbol. Ha caído mucho. Villa María era un fútbol fuerte y hay que profesionalizar la actividad y jerarquizarla”.