Río Cuarto | acceso | internet | demanda

Ampliarán la capacidad de acceso a internet en las residencias estudiantiles del campus

La Universidad Nacional de Río Cuarto mejorará la capacidad de acceso a internet en el sector de las residencias estudiantiles para dar respuesta a la creciente demanda de este servicio, a partir del dictado de clases a través de las plataformas virtuales, en el marco de la emergencia sanitaria por el Covid-19, que obligó a las instituciones educativas del país a abandonar la presencialidad en las aulas.

“Estamos trabajando en una propuesta en este sentido, que vamos a poner a consideración del Consejo Superior y que también viene a dar respuesta a una inquietud que nos planteara al respecto la Federación Universitaria”, indicó el rector Roberto Rovere.

Demanda

Al mismo tiempo, dijo que la demanda de acceso a internet por parte de los estudiantes que están cursando las asignaturas y, con ella, la incorporación de una gran cantidad de datos los obligan “a pensar en un refuerzo de lo que hasta ahora se estaba haciendo”.

Además, recordó que hacia fines del año pasado se llegó con fibra óptica al total de los complejos residenciales y al sector de la guardia.

“En estos momentos –precisó– estamos trabajando en una propuesta para reforzar ese tendido de fibra óptica” que implicará, entre otros aspectos técnicos, “hacer un tendido interno de fibra óptica y llevar los routers correspondientes, de manera de tener un equipo cada dos departamentos, ya que hoy, prácticamente, estamos teniendo el acceso de ocho departamentos por cada routers. Entendemos que con esta ampliación de la capacidad solucionaremos las limitaciones en la conectividad, más aún teniendo acceso directo desde la fibra óptica de cada bloque de departamentos”.

Esta ampliación de las capacidades de acceso a internet, que favorecerá de manera particular a los estudiantes becados en las residencias universitarias, tendrá un costo aproximado de entre 800 mil y un millón de pesos.

Ese monto cubriría los costos de equipamiento, más la mano de obra, estimó el rector Rovere.