Villa Nueva | actividades | villanovense | tasa

La UCR villanovense solicitó la eximición de la tasa de comercio e industrias para pymes

Desde el Concejo Deliberante también emitieron un proyecto de resolución para acompañar a actividades inhabilitadas durante la pandemia

Los concejales de la Unión Cívica Radical villanovense emitieron ayer dos iniciativas, un proyecto que busca la condonación de la deuda por la tasa de comercio e industria para Pymes y otro de resolución para que el Concejo Deliberante de la vecina ciudad acompañe los reclamos realizados por las actividades inhabilitadas.

Eximición

Concejales de la oposición villanovense solicitaron que el Estado en “forma empática y objetiva proceda al no cobro de lo que corresponde en tasa de comercio e industria” debido a que las Pymes recibieron un fuerte impacto por el contexto sanitario y que varias “no han podido ni siquiera hasta el día de hoy trabajar”.

Asimismo, pidieron que proceda a la quita de las alícuotas que gravan el suministro de energía eléctrica y telefónica, en la categoría comercial o industrial, estipuladas en el artículo 72 del título XIV “Contribuciones por Inspección eléctrica mecánica y telefónica” de la Ordenanza Tarifaria vigente para el corriente año en curso.

“Creemos que, ante la situación crítica, de la economía hay que realizar todos los esfuerzos necesarios para no dejar caer a ninguna Pyme más. Allí nos jugamos la mayor parte de las fuentes de trabajo de nuestra ciudad”, expusieron en el documento.

En relación, declararon: “Entendemos que hoy el sector privado se encuentra en la disyuntiva de resistir o cerrar sus puertas, y que es imposible recuperar lo perdido” y agregaron: “En tal sentido, es notable la gran desigualdad existente entre el sector privado y el público, ya que el Estado tarde o temprano desplegará su poder recaudador, sobre los contribuyentes que no han podido cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones, consecuencia de no poder trabajar”.

Acompañamiento

Respecto a la resolución de acompañamiento a los reclamos, los ediles sostuvieron que es necesario una mirada con “empatía, coherencia y solidaridad” a las actividades afectadas por las decisiones de las autoridades de los diferentes estamentos del Estado.

“Consideramos que el esfuerzo por parte de la sociedad es inmenso y en este punto, económicamente insoportable”, aseguraron y agregaron: “No podemos permitir que se pretenda privar a la población de libertades fundamentales, como es el derecho a la libre circulación y a la posibilidad de ejercer industria lícita que pregona nuestra Constitución”.

Por medio de estas palabras, promueven que el Departamento Ejecutivo Municipal arbitre las medidas necesarias para permitir la apertura de los locales gastronómicos, gimnasios y demás actividades afectadas.