Internacionales | acusaciones | bombardeos | disputa

Aunque puso a soldados en alerta, Biden aseguró que no enviará tropas a Ucrania

Moscú lo acusa de elevar la tensión y exige a la Otan que frene sus operaciones

Mientras Rusia acusó ayer a la Casa Blanca de "exacerbar las tensiones" en Ucrania por haber puesto en alerta a 8.500 soldados estadounidenses, el presidente Joe Biden afirmó "no tener intención" de enviar soldados a Ucrania, aunque no descarta sanciones económicas si el presidente ruso, Vladimir Putin, ordena una invasión.

Estos nuevos cruces elevan la alarma en la actual disputa entre Rusia, que exige a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan) que frene sus operaciones en Europa del Este, y las potencias occidentales, que acusan a Moscú de estar preparando una invasión ante el incremento de su presencia militar en la frontera con Ucrania y en Bielorrusia.

En este contexto, Moscú denunció ayer que la puesta en alerta de 8.500 soldados estadounidenses "exacerba las tensiones" en la actual crisis en Ucrania.

"Observamos con gran preocupación estas acciones estadounidenses", dijo el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, citado por la agencia de noticias Sputnik.

El lunes, el vocero del Pentágono, John Kirby, anunció que Estados Unidos puso en alerta a unos 8.500 militares que podrían desplegarse como parte de las tropas de la Otan en el contexto de la crisis en Ucrania.

Estas tropas intervendrían en apoyo de la fuerza de reacción rápida de la Otan, que cuenta con 40.000 militares.

Sin embargo, Biden confirmó ayer que no tiene intenciones de enviar fuerzas.

"No tenemos intención de poner fuerzas estadounidenses o fuerzas de la Otan en Ucrania", dijo Biden.

Además, el presidente estadounidense dijo que consideraría imponer sanciones económicas personales a Vladimir Putin si el mandatario ruso ordena un nuevo ataque contra Ucrania.

"Sí, lo revisaría", dijo Biden al ser preguntado por periodistas en Washington.

Por su parte, el presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, afirmó que el panorama en la frontera con Rusia está controlado.

"La situación en el este de Ucrania está bajo control; sí, hay bombardeos, hay violaciones del alto el fuego y las tropas en nuestras fronteras no han desaparecido, pero lo más importante, tenemos cero heridos y cero muertos", dijo Zelenski a través de su canal de Telegram.

En este escenario, hoy se realizará una reunión del Cuarteto de Normandía, conformado por Alemania, Francia, Rusia y Ucrania, en la que se intentarán acercar posiciones para desactivar el conflicto.

"Estamos trabajando para que los cuatro presidentes se reúnan lo antes posible por el bien de la futura paz en Ucrania", dijo Zelenski, pero subrayó que "no se hace ilusiones" sobre la cumbre.

Los países occidentales acusan a Rusia de haber desplegado más de 100.000 militares en la frontera con Ucrania y de amenazar a este país vecino con una invasión.

Rusia desmiente que tenga intenciones de lanzar una ofensiva, pero vincula la desescalada a que se acepten algunas exigencias como la no ampliación de la Otan para incluir a Ucrania.

Sus reivindicaciones fueron calificadas de inaceptables por las potencias occidentales, pero Estados Unidos se comprometió a dar una respuesta por escrito a Moscú sobre sus acusaciones en los próximos días.