Espectáculos | Ariel Mora | Música | Brasil

Ariel Mora, Disco de Oro a los 50 años con la música

El cantante romántico riocuartense acaba de obtener esa distinción por su exitosa carrera.

El cantante romántico riocuartense Ariel Mora acaba de obtener el Disco de Oro a los 50 años con la música, merecida distinción por su exitosa carrera.

Nacido en Rio Cuarto como Roberto Castillo, Ariel Mora comenzó su carrera artística desde muy joven, con solo 15 años grabó para el sello Microfón con el exitoso grupo tropical Los Costeños, en el que hacía coros y percusión.

Años más tarde grabando para RCA Víctor y compuso los temas y cantó para "Cuarteto pueblo", un larga duración que los llevó a recorrer el país con el tema éxito "El patadón de Kung Fu".

Pero siempre su vocación fue lo romántico. Como Ariel dijo una vez "yo amo el cuarteto, pero se lo dejo para los grosos de ese ritmo... o sea para mi amigo el Toro Quevedo, Miguel Alejandro, etc.". Y ya dedicado al romanticismo graba para el sello Unión Records con la producción de Gustavo Yankelevich y de la mano de su representante riocuartense Carlos Ducculi.

Para Unión Records Ariel Mora supera las expectativas vendiendo 50.000 placas de sus dos primeros simples: "Y llorara tu tonto corazón" y "Yo no sé si soy cobarde". Y a este Disco de Oro se suma la venta de estos simples grabados para Unión Records.

En total Ariel grabó nueve discos para seis sellos diferentes: Microfón, RCA Víctor, Unión Records, Philips, Proel Records y Phonogram.

ariel mora.jpg
Ariel Mora, una carrera de 50 años con la música.

Ariel Mora, una carrera de 50 años con la música.

Su carrera lo llevó a vivir 25 años en Capital Federal, Brasil y otros países.

Hoy Ariel Mora nos dice: "Viví mi vida con la música, y al contrario de lo que cantó Julio Iglesias, 'yo... no me olvide de vivir', tengo hijos que amo y disfruto intensamente. Desde hace un tiempo volví a vivir a este hermoso Río Cuarto, cuna de mis primeras canciones. Mi agradecimiento por siempre a la gente, a los músicos y a la prensa radial y escrita que siempre me apoyo".

Hablamos con Ariel:

-¿Cuándo y quién te otorgó el Disco de Oro a los 50 años con la música?

-El Disco de Oro ya estaba listo en marzo, y yo tendría que ir a buscarlo a la oficina de Gustavo Yankelevich, pero empezó la cuarentena y obvio no pude viajar. Así que terminaron enviándolo vía encomienda porque yo estaba ansioso por tenerlo, eso fue hace 20 días.

-¿Te sorprendió la distinción?

-Claro, fue una gran sorpresa, porque la venta de los simples sucedió hace varios años y en Sadaic, en el cual soy socio compositor, figuran las varias compañías en las que grabe y en qué años.

-Imagino un balance más que positivo de tus 50 años con la música

-Sí, como toda carrera artística tiene altibajos, pero el balance ha sido muy positivo.

-Comenzaste en la música de muy pequeño. ¿Tenían la vocación ya de niño?

-Comencé cuando tenía 9 años, yo tocaba el bongo y mi hermano de 11 tocaba el acordeón, y recuerdo íbamos a tocar a unas quintas detrás del Seminario, y todavía nos daban unos pesos. Tocábamos en cualquier reunión, cumpleaños, casamientos, etc.

-¿Cómo fue dejar el cuarteto para dedicarte al género romántico?

-Mi vocación es lo romántico. En una oportunidad fuimos con mis compañeros a un baile en Rodeo Viejo donde el show era Sergio Denis. Un par de días antes en un ensayo canté una canción romántica y no pasó de eso, pero en el baile, de sorpresa, me presentaron para que yo cantara. "Apaaaa dije yo" y canté "Como deseo ser tu amor", la gente me recibió muy bien con aplausos y mis compañeros me dijeron: "Sacá canciones, desde ahora vas a cantar todo lo romántico".

-¿Cómo llegaste a grabar para grandes sellos nacionales?

-Llegué a Buenos Aires de la mano de mi representante Carlos Ducculi, con la suerte de conocer a Gustavo Yankelevich. Allí grabé para Unión Records y nos fue muy bien con los dos simples lanzados, vendimos algo más de 50.000 copias. Y después me quede en Capital Federal grabando para otros sellos.

-Viviste en Capital Federal, Brasil y otros países. ¿En general, cómo fueran esas experiencias?

-Vivir afuera y recorrer fue una enorme experiencia. Por ejemplo, en Brasil donde me presentaba recibía papelitos de la gente, pero el que más recuerdo (y tengo guardado) era uno que decía: "Ariel, si sos de la tierra de Maradona, bienvenido al Brasil".

-¿Extrañás los escenarios?

-Sí extraño. Hace un año que no canto y yo viajaba cada 4 o 5 meses a Capital Federal y hacía un par de shows y aprovechaba para quedarme con mis hijos que viven allá.

-¿Cómo transcurriste estos 8 meses de pandemia?

-Encerrado como todos, pero yo tengo mi casa y me puse a trabajar en ella. La dejé "bella". En lo personal tengo un par de autos trabajando con choferes y eso ayudó mucho.

Vivir afuera y recorrer fue una enorme experiencia. Por ejemplo, en Brasil donde me presentaba recibía papelitos de la gente, pero el que más recuerdo (y tengo guardado) era uno que decía: "Ariel, si sos de la tierra de Maradona, bienvenido al Brasil" Vivir afuera y recorrer fue una enorme experiencia. Por ejemplo, en Brasil donde me presentaba recibía papelitos de la gente, pero el que más recuerdo (y tengo guardado) era uno que decía: "Ariel, si sos de la tierra de Maradona, bienvenido al Brasil"

-Como músico, ¿cómo imaginas el futuro pos pandemia?

-Para todos los músicos está complicado, aunque se va a ir reacomodando a nuevas formas a través de la tecnología. ¡Ojalá sea pronto!

-Dicen que, ante las crisis, mucha gente suele refugiarse en la cultura. ¿Creés que en esta oportunidad será así?

-Buena pregunta. Yo pinto cuadros al acrílico, no para exponer ni para vender, es para mí. Eso me relaja y me saca de los problemas y las malas noticias, o sea, me olvido del mundo. Por eso sí, refugiarse en la cultura es fantástico.