Policiales | baby | pelotas | Inseguridad

"Los Campeadores", víctima de 2 hechos de inseguridad en plena cuarentena

El club de baby fútbol de barrio Carlos Pellegrini sufrió el pasado viernes 3 de abril el robo de seis pelotas. Casi una semana después, personas que no fueron identificadas forzaron la puerta e intentaron ingresar al predio

La comisión directiva del club de baby fútbol “Los Campeadores” ya no sabe cómo actuar ante tanto desprecio. En pleno aislamiento social, preventivo y obligatorio, la institución de barrio Carlos Pellegrini fue víctima de dos hechos de inseguridad en menos de una semana.

El viernes 3 de abril sujetos que no fueron identificados ingresaron al predio de calle Teniente Ibáñez para llevarse golosinas y seis pelotas nuevas.

Días después, la inseguridad golpeó nuevamente la puerta del club. Literal, la golpeó. Una persona o un grupo de personas (no se conocen detalles al respecto) intentó o intentaron forzar la puerta para ingresar. El hecho no pasó a instancias mayores, ya que miembros de la comisión “trabaron” previamente el ingreso.

Indignación

El presidente del club, Gustavo Di Matteo, en diálogo con PUNTAL VILLA MARÍA se mostró indignado por lo acontecido. “Entraron a robar la semana pasada y ayer (por el jueves) quisieron ingresar nuevamente, pero no pudieron lograrlo porque del lado de adentro trabamos la puerta”, soltó.

En referencia al hecho del viernes 3 de abril, detalló: “Rompieron dos puertas de madera que hay cerca del sector de los baños, ingresaron por el salón y robaron seis pelotas nuevas que nosotros habíamos comprado para jugar el torneo. Llegamos a usarlas un partido, la única fecha que se jugó del baby fútbol”.

El miembro de la comisión directiva manifestó que durante el 2019 los hechos de inseguridad se reiteraron en varias oportunidades. “El año pasado ingresaron 10 veces en todo el año y nos robaron todo”, afirmó. “Las dos garrafas de gas que teníamos, la motoguadaña con la que desmalezábamos, las cajas de herramientas, nos robaron otras 6 o 7 pelotas más”, enumeró.

Di Matteo precisó que durante el año pasado no solamente ingresaron para robar, sino también para llevar a cabo actos vandálicos. “Entraban, hacían desprecio, rompían cosas. Una vez defecaron dentro del salón del club”, relató.

Fueron varias las instituciones de baby fútbol que en este último tiempo pasaron por hechos similares. Di Matteo recordó que los clubes Belgranito, San Martín y El Santo también habían sido víctimas de la inseguridad.