brote | está | ciudad

Tras los cambios en el COE, advierten que el brote local está en crecimiento

El doctor Diego Almada se hará cargo del Centro de Operaciones de Emergencias Regional, ya que Carlos Pepe quedará exclusivamente al mando del Nuevo Hospital. Hay preocupación por la situación de Río Cuarto

El doctor Diego Almada, coordinador sanitario del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) Central, se hará cargo del COE Regional Río Cuarto, ya que quien hasta ahora se venía desempeñando en ese lugar, Carlos Pepe, fue destinado exclusivamente a la dirección del Nuevo Hospital San Antonio de Padua. Aunque los cambios todavía no fueron oficializados, Almada habló con Puntal y se refirió a la situación de la pandemia en la ciudad. En ese marco, el funcionario dijo que la Provincia está preocupada por lo que está sucediendo y negó que las autoridades locales hayan manejado mal la crisis.

“El COE Regional ha estado haciendo un trabajo denodado en el marco de la crisis sanitaria. Nosotros hemos venido a poner en funcionamiento una mayor capacidad operativa, en virtud de la magnitud del brote de Río Cuarto. Hemos ido detrás de los brotes que más preocupan desde el punto de vista sanitario, porque tienen un impacto sistémico. Es decir, impactan en la ciudad y en la zona en la que se desarrollan, pero también en el resto del sistema, por eso nuestra presencia hoy acá, con un grupo de personas que tiene una experiencia para aportar. También es fundamental el aporte de cada uno de los actores sociales”, afirmó Almada.

-Los casos están en aumento en la ciudad, ¿lo peor está por venir?

-Hoy podemos decir que, dentro del brote, más del 85 por ciento de las personas contagiadas tienen nexo epidemiológico y están aisladas y bajo seguimiento. Eso nos da cierta tranquilidad. Sin embargo, estamos hablando de un brote de magnitud. Somos absolutamente cautos. Estamos en una fase evolutiva. Sin dudas, eso es lo que nos preocupa. Además, no sabemos cuándo vamos a poder estar con un brote amesetado.

-¿Están preocupados?

-Es una situación que preocupa y nos ocupa. Las autoridades sanitarias de la provincia de Córdoba están trabajando en consecuencia. En Río Cuarto hay un grupo de más de 30 personas que se han sumado a las actividades que se vienen realizando a nivel local y regional. A nivel regional, tenemos más de 1.700 casos activos con unos 660 recuperados. El brote está en su tercera semana de evolución. Esto nos hace trabajar en estrategias para seguirlo de cerca e ir evaluando para ver qué medidas se deben tomar.

-Hay preocupación por la posibilidad de no tener donde atenderse, debido a que las clínicas están con una elevadísima ocupación…

-Estamos trabajando en una mesa de concertación con el sector privado. Aprovecho la oportunidad para agradecer la buena predisposición que tienen para trabajar de manera mancomunada. Hoy, el Hospital está con la capacidad para recibir y dar respuesta. En tanto, el sector privado está teniendo alguna dificultad por la afección de algunos equipos de salud. Con ellos hemos establecido una estrategia que tiene que ver con poder priorizar aquellos pacientes que están internados y que son sospechosos para poder brindarles el resultado (del hisopado) en 24 horas, con el objetivo de liberar camas, para tener la capacidad óptima del sistema. Más allá de eso, los pacientes tienen atención, independientemente de si tienen cobertura médica o no.

-Directores de algunas clínicas de la ciudad hablan de la existencia de transmisión comunitaria, ¿ustedes insisten en que no es así?

-A nosotros no nos interesa polemizar sobre ese aspecto. Hay un grupo de especialistas que trabajan permanentemente y analizan la situación de cada punto de la provincia. Al tener más del 85 por ciento de los casos con nexo epidemiológico, podemos decir que no hay circulación comunitaria del virus en la ciudad y la región.