Villa María | bullying | juicio | defensa

Absolvieron a las tres mujeres imputadas por bullying

Según lo definió el tribunal que llevó a cabo el juicio, el fallo terminó en absolución para Natalia Dekimpe, Valentina Dold y Dalila Hiotidis por el hecho de bullying. El 28 de septiembre se darán los fundamentos

El inédito juicio por bullying que inició el pasado viernes en Tribunales de Villa María tuvo ayer su capítulo final, cuando las tres imputadas quedaron absueltas y esperan los fundamentos de la sentencia el 28 de septiembre.

“Para nosotros estaban totalmente acreditados los hechos, pero para la defensa no, las imputadas tenían 17 años, al tener esa edad se las declara inimputables por falta de culpabilidad”, dijo el abogado de la víctima, el doctor Marcelo Martín Silvano.

El doctor Silvano recalcó que hubo hostigamiento y acoso escolar porque el caso llegó a juicio, “No sólo lo dije yo, sino que también lo dijo el fiscal de Instrucción y lo dijo la jueza de control”, remarcó.

El letrado aseguró que la queja de todos los presentes a excepción del fiscal de Cámara, incluida la querella y la defensa, fue que el problema surgió desde la institución educativa a la que asistían las jóvenes y que no tomaron cartas en el asunto ante la situación de bullying.

Ante la consulta de PUNTAL VILLA MARÍA sobre la continuidad de este caso, el abogado de la víctima de acoso explicó que el único objetivo fue demostrar que el bullying es un delito y que hacerlo en la escuela puede configurar un ilícito penal y que teóricamente puede llegar a recibir condena.

“Tuvimos la valentía en Villa María de que esto que es noticia a nivel nacional y que sucede habitualmente, llevarlo a la justicia y que si bien se determinó por una cuestión de tecnicismo la falta de imputabilidad por la edad, se llevó a juicio y se terminó con un proceso penal”, dijo Silvano.

Por su parte V.M.P, la joven que denunció el acoso escolar, manifestó: “A mí nunca me interesó una condena, no busqué justicia ni venganza, solamente busqué, busco y voy a seguir buscando siempre hasta el último segundo que se haga conocer que el bullying no es una broma”. También remarcó: “Voy a luchar porque se tipifique y que llegue a ser un delito, hoy comienza un nuevo camino para mí y mi camino no es la búsqueda de venganza ni justicia es llegar a demostrar esto”.

Por último la joven agradeció el apoyo de los abogados defensores: “Agradezco al doctor Silvano que creyó en mi desde el primer momento y a la doctora Nancy Cabello por darme el ejemplo de una mujer fuerte y decidida y de que voy a llegar hasta donde quiero llegar”.

Rodríguez aseguró que los adultos transfieren a los adolescentes una forma de relacionarse cargada de malos tratos, de odio y rencores.

Por su parte, el doctor Eduardo Rodríguez que ejerció la defensa de Natalia Dekimpe, Valentina Dold y Dalila Hiotidis en un primer momento y luego solo la defensa de Hiotidis dijo que el fiscal manifestó que decidió pedir la absolución de las tres mujeres porque para él eran menores de edad en el momento en que los psicólogos dicen que se podría haber producido un hecho lesivo de la víctima.

“Los abogados defensores sostenemos que el hecho no existió, independientemente de eso, lo importante es que este juicio llegó a un final y que durante siete años quienes tuvieron sobre sus cabezas pendiente una imputación, hoy vuelven a sus casas absueltas” manifestó Rodríguez.

El letrado remarcó que lo que resta es aprender que una situación como esta no tiene por qué terminar en tribunales y mucho menos en una cámara del crimen, “Una situación como esta tiene cuatro o cinco escalones previos hasta llegar a la Justicia, el diálogo, la comprensión, el pedido de disculpas, entender que se trata de adolescentes “, finalizó.

“Me voy conforme porque es el resultado que venimos buscando hace siete años" y lo hemos planteado en distintas instancias, la particularidad de un juicio oral y público es que ante la duda o la inexistencia del hecho se termina la causa y el juez ha resuelto que no hay culpables en este delito”, señaló Rodríguez.

Los hechos

Las jóvenes fueron juzgadas por acosar y hostigar a V.A.P en el año 2013. Los hechos reiterados de hostigamiento ocurrieron tanto en el ámbito privado (dentro del colegio Instituto del Rosario) como en el público (en boliches y en la vía pública).

El tribunal fue presidido por la jueza Eve Flores, mientras que Francisco Márquez fue el fiscal de Cámara.

De la defensa de la víctima se hizo cargo el abogado Marcelo Martín Silvano, y quienes defendieron a las imputadas fueron el doctor Eduardo Rodiguez por Dalila Hiotidis, el doctor Víctor Daguero por Natalia Dekimpe y Maximiliano Garcia y Martín Berrotaran se hicieron cargo de la defensa de Valentina Dold.