Agro | china | Juan Manuel Garzón |

China aceleró sus importaciones de carne y abre expectativas en el país

El rebote empezó a notarse y especialmente es importante en la aviar y la vacuna. La duda se observa por el lado de los precios, como ya lo advirtió la semana pasada la Federación de Industrias Frigoríficas. El cerdo, con mucho por crecer

Los grandes interrogantes que se abrieron a partir de la llegada del coronavirus con respecto a las exportaciones de carne a China estarían quedando atrás luego de conocerse los volúmenes importados durante los meses de marzo y abril, sorprendentemente altos, muy superiores a los de los meses previos y a los niveles del 2019. En el mes de marzo, el rubro “carnes y menudencias” totalizó 919 mil toneladas, 50% más que en los meses previos y en abril se mantuvo también en un nivel muy alto, con 862 mil toneladas, según detalló en su último informe, a cargo del economista Juan Manuel Garzón, el Ieral de la Fundación Mediterránea. El informe aclara que la aduana china incluye en este grupo a todas las carnes (bovina, aviar, porcina y ovina) y a las menudencias.

“Lo sucedido con las compras chinas hasta abril resulta promisorio para los exportadores globales de carnes, entre ellos Argentina. Es muy probable que se confirmen las proyecciones y que el gigante termine con un nivel de importaciones bastante superior al del año pasado, a pesar de la desaceleración económica y los problemas generados por el Covid-19”, remarca el estudio.

Y agrega: “El desafío de Argentina es mantenerse competitivo en este mercado (precio, calidad, logística, etc.), se observa que este año Brasil está mostrando una gran aceleración en sus envíos de todas las carnes y también empieza a aparecer Estados Unidos particularmente en el mercado de la carne porcina”.

El análisis de lo sucedido en cada tipo de carne puede realizarse sólo hasta el mes de marzo, hasta ahí llega la información publicada por la Aduana china hasta el momento. De acuerdo a la información oficial, las importaciones de marzo en cuatro carnes (aviar, porcina, bovina y ovina) se ubicaron en 772 mil toneladas, creciendo un 138% respecto al mismo mes de 2019 y un 44% respecto al promedio mensual del primer bimestre.

Se observa un récord histórico de compras en 3 de las 4 carnes bajo análisis (salvo ovina), con 390 mil toneladas de carne cerdo, 216 mil toneladas de bovino y 130 mil toneladas de carne aviar.

“Lo sucedido con las compras chinas hasta abril resulta promisorio para los exportadores globales de carnes, entre ellos Argentina. Es muy probable que se confirmen las proyecciones y que el gigante termine con un nivel de importaciones bastante superior al del año pasado, a pesar de la desaceleración económica y los problemas generados por el Covid-19”, remarca el estudio.

La otra cara del singular faltante de carne en China desde comienzos de 2019 se puede visualizar en los crecientes valores por tonelada pagados; comparando precios medios del primer bimestre de 2020 con igual período de 2019, la carne porcina se incrementó un 80,5%, la bovina un 25,3%, la aviar un 21,6% y la ovina un 27,1%.

Si bien los precios de marzo se mantienen todavía por encima de los valores de un año atrás, se registra, sin embargo, un leve retroceso respecto a los precios del primer bimestre: Porcina -5,2%, Bovina -5,1%, Aviar -5,9% y Ovina -13,2%.

La semana pasada en este suplemento, el presidente de Fifra, Daniel Urcía, alertó sobre esta situación puntualmente para la carne vacuna y advirtió sobre un posible “espejismo” que podía darse por la alta faena y el rebote chino. Para el empresario frigorífico, la caída en los precios que paga China puede ser una señal de alarma para el interior de toda la cadena de la carne en el país.

El informe del Ieral detalla que con respecto a las importaciones de carne bovina, el comercio se concentra básicamente en cortes congelados sin hueso (casi un 90%); las operaciones restantes son de carne congelada con hueso, aunque también aparecen algunas compras de cortes de carne bovina enfriada. La diferencia de precios en cada uno de estos productos es importante, los cortes enfriados deshuesados promedian US$ 8.000, los cortes congelados sin hueso casi US$ 6.000, mientras que los cortes enfriados con hueso apenas pasan los US$ 3.000.

Según los registros de la Aduana China, las compras de carnes de origen argentino se ubicaron en 62,7 mil toneladas en marzo 2020 (peso producto), el volumen más alto de la historia comercial con ese país. Los envíos fueron mayoritariamente de carne bovina (84%), aunque también fue importante el flujo colocado de carne aviar (15%). No hay registros de exportaciones de carne ovina pero sí de carne porcina (1% de los envíos totales).

La participación que tuvo Argentina en las importaciones de China en marzo fue del 24,3% en carne bovina y del 7,3% en carne aviar. En el caso de la carne bovina la inserción se mantiene relativamente estable desde hace varios meses, fluctuando entre el 22% y 24%.

En carne aviar, el país venía con una participación cercana al 11%, y lo sucedido en marzo prende una luz de alerta, se trata del menor aporte relativo desde agosto de 2018 (6,4%). En carne porcina es donde el país aparece más rezagado y habría mucho camino por recorrer, el market share es de apenas el 0,2%.