Río Cuarto | China | toneladas | producción

Partieron 220 toneladas de aceite de maní de Río Cuarto a China

La empresa Alimentos Santa Rosa despachó 10 camiones entre lunes y martes que irán por puertos del Pacífico. Es la segunda vez que envía ese producto a través de contenedores con tanques para líquidos a granel

La cadena del maní es una economía netamente regional que se concentra fuertemente en el tercio sur de la provincia, aunque tiene algunas ramificaciones hacia San Luis y La Pampa. De todos modos, Córdoba suma más del 90% de la producción nacional. Y desde aquí, ayer salió un producto derivado de ese grano: aceite de maní con destino a China.

Entre lunes y martes, la empresa Alimentos Santa Rosa (ASR), con sede en el Parque Industrial Arturo Frondizi, concretó el envío de 10 camiones con unas 22 toneladas cada uno rumbo a puertos del Pacífico, y desde allí hacia el gigante asiático.

Es el segundo embarque que hará la firma riocuartense de ese producto que fue el último que incorporó a su portfolio, que ya contaba con expeller y aceite de soja, y aceite de girasol.

“La operatoria funcionó con total normalidad y es un paso más que damos desde la empresa hacia el comercio exterior. En este caso, se trató de nuestro producto más nuevo y que queremos seguir de- sarrollando, tanto hacia los pro- veedores como hacia los clientes”, explicó Gustavo Perlo, titular de la firma ASR.

Es que el volumen de producción de maní es limitado y el incrementar esa oferta de materia prima se inscribe uno de los principales desafíos que afronta la industria. Por eso, ya piensan en modelos de asociación con productores para incentivar la siembra de esa oleaginosa de manera más extensiva. Lo mismo ocurre con el girasol, que es un cultivo que se volvió marginal en la región y su superficie de siembra se redujo fuertemente.

Lo cierto es que el despacho de 220 toneladas de aceite de maní busca ser un eslabón de una larga cadena de ventas de ese producto a China. “Vamos a tratar de ganar frecuencia en los envíos siempre que podamos contar con la materia prima necesaria para eso. Ese es un desafío hoy para nosotros”, explicó Perlo.

Lo cierto es que el aceite crudo a granel que se despachó en los contenedores entre lunes y martes tiene como destino empresas refinadoras de China, en donde con un proceso adicional lo convertirán en aceite comestible. El aceite de maní es un producto netamente de exportación porque no tiene consumo interno, como puede ser por ejemplo el de girasol.

“China es un mercado que no tiene límites de consumo y en ese contexto ellos lo tienen incorporado a sus costumbres al uso de aceite de maní. Y desde hace años que el consumo de aceites vegetales crece fuerte ahí y su producción interna no les alcanza. Y cuando salen a buscar aceite de maní al mundo, encuentran pocos países con capacidad exportable”, añadió Perlo, luego de monitorear todo el operativo de comercio exterior que se dio desde la planta ubicada en el Parque Industrial.