Deportes | club | Alumni | trabajar

Adrián López: "En esta etapa apuntaremos a fortalecer los cimientos de la institución"

El flamante presidente del club Alumni sabe que hay mucho trabajo por delante. Los objetivos a corto plazo y los anhelos de regresar a los primeros planos a nivel deportivo y social. La entidad fortinera busca renacer

El amor por los colores. Involucrarse de lleno y agarrar el hierro caliente del club por donde transita hace 35 años.

Gabriel Adrián López tiene 50 años y es el nuevo presidente del Club Atlético Alumni.

En más de tres décadas pasó por todas las áreas de la institución. Formó parte de las primeras divisiones formativas que jugaban en la Liga Cordobesa, luego fue jugador y campeón invicto con la primera división, llegó a marcar 78 goles con la camiseta albirroja y fue uno de los que más rompieron redes rivales.

Su nombre ya estaba marcado en la historia del club, ahora lo hará desde otro lugar.

La estirpe del Fortinero siempre estuvo ligada a los torneos nacionales y a la representación de Villa María en el país. Aquel contexto parece lejano de la realidad, ya que la situación económica no ayuda a ningún club y Alumni no está exento.

“Anhelamos volver a los primeros planos, pero todo a su debido tiempo. No es entrar porque sí a un torneo de relevancia. Tenemos que regresar con las bases de las inferiores, sino quedás afuera rápido y no sirve de nada. Hay que fortalecer los cimientos para mantenerse en ese tipo de torneos”.

El exdelantero también agregó: “Llegó el momento de estar en Alumni, con gente nueva y también los de experiencia; si alguno se cansa, hay otros para apuntalar. Teníamos la necesidad de abrir el juego. En el país hace falta eso. Nuestra idea es trabajar durante dos años para que al que le toque seguir continúe el proceso”.

Por primera vez en la historia, Alumni tendrá en su comisión directiva a tres mujeres y con respecto a eso López indicó: “Son chicas muy emprendedoras y tenaces, abrimos el juego para que se sume gente con ganas de trabajar y aparecieron estas tres mujeres. Entran Andrea Bustamante, del hockey sobre césped; Daniela Fonseca, que está con el fútbol femenino; y Karina Martín, prosecretaria. Hoy con los nombres no hacés nada, hay que tener ganas”.

Una de las incógnitas que transita el socio e hincha de Alumni es saber qué va a pasar con la sede social emplazada las calles Mendoza y Martínez Mendoza.

“Hay que tomar decisiones urgentes referentes a la sede. Tenemos dos opciones. Podemos conseguir que se pongan dos canchas de fútbol sintético, una de 5 y otra de 7. Está bastante avanzado ese tema. Después nos quedaría refaccionar la sede para poner algo bien lindo. Por otra parte, también se puede vender y ubicar todo el club en el predio. Allí podríamos tener más control, seguridad las 24 horas y todo en un solo lugar”.

Pensando en lo futbolístico y en el regreso a los torneos de jerarquía, el exdelantero fortinero comentó: “Usaremos este 2021 para hacer base y un montón de jugadores para apuntar a eso. La prioridad está en la contención, que es muy importante. Por eso haremos charlas y un montón de cosas para que los jóvenes sientan que el club es su espacio. El club ha perdido un poco del sentido de pertenencia. Queremos recuperar eso. Tenemos que salir a buscar de 50 a 70 chicos para inferiores para seguir fortaleciento la base”.

Jugar los torneos federales tiene un costo alto para la realidad que se vive en el país, sobre esta situación López expresó: “Empezamos a dialogar con diferentes actores para conseguir el apoyo necesario para la institución. Todos en la comisión tenemos libertad para conseguir cosas para el club y también para hacer nexos con otras instituciones”.

-¿Cómo ve el cambio que hubo en la Liga Villamariense de Fútbol?

- Lo veo con buenos ojos. Ahora dependerá de cada club. Nosotros hacemos la Liga y las instituciones debemos aportar para cambiar.

-¿Está la idea de trabajar en conjunto con otras instituciones deportivas de la ciudad?

-Sí, tenemos un grupo de WhatsApp y allí hay buena relación con cada uno de los dirigentes. Gozamos de un predio amplio y seguramente haremos trabajos en común.

El apoyo familiar

Adrián López tiene 50 años y toda la vida la tuvo ligada al fútbol, fue partícipe de los primeros equipos de Alumni en divisiones inferiores y allí conoció a Silvina, su pareja. “Ella me conoció en el año 1989, me fue a ver un partido y sabe de mi pasión por el club”.

Producto de la relación nacieron Florencia, de 19 años, que es estudiante universitaria; Manuel, de 17 años, que es el goleador de la Primera del Fortinero y marcó un gol el fin de semana; y Pilar, de 14 años de edad, que transita los estudios secundarios.

Con los sueños a cuestas, pero manteniendo los pies sobre la tierra y conociendo el club de toda la vida, este hombre de 50 años ha decidido meterse de lleno en la institución para cambiar la historia. Esa que supo conocer de chico y la que anhela volver a ver en la plenitud de la vida.