Deportes | club | handball | inversión

Handball: Cief realizó una importante compra de pelotas y materiales

Julio Aliciardi, presidente de la entidad, analizó la situación y fijó los objetivos en el futuro

El handball sigue trabajando en cuarentena y esperando las autorizaciones gubernamentales para volver a la actividad.

El Cief es un claro ejemplo de ello. Más allá del cese de la acción, cuentan con un psicólogo y efectuaron una significativa inversión.

Julio Aliciardi, presidente de la institución e integrante de la Comisión Directiva de la Federación Cordobesa de Handball, dialogó con Puntal Villa María y dejó sus sensaciones del contexto que atraviesa el sector.

“Durante este mes estamos cerrando dentro de este contexto especial de la pandemia la primera parte del año, dentro de esta nueva normalidad se han mantenido los entrenamientos virtuales tanto de parte del staff de entrenadores como de la preparadora física”, comentó el directivo.

-¿Cómo manejan los diferentes estados de ánimo de los jugadores?

-Somos conocedores que los jugadores del club, sobre todo, los de corta edad, están pasando por diferentes estados de ánimo por la situación excepcional que se padece, pasan tristeza, entusiasmo, cansancio y ansiedad.

Debido a estos factores, decidimos incluir dentro del staff de Cief un licenciado de Psicología con orientación en el deporte, como lo es Ezequiel Bergero, quien desde el 1º de junio se encuentra trabajando con todas las categorías del club.

-¿Cómo continúan con el resto de los trabajos?

-Sí, seguimos con los trabajos semanales, con entrenamientos virtuales, charlas y otras actividades que están diseñadas por parte de los técnicos y la preparadora física.

-¿De que trata la inversión que ha realizado la institución?

-Hicimos una importante inversión en pelotas y material de entrenamiento y queremos agradecer en esta instancia todo el esfuerzo y apoyo brindado de parte de los padres, que en este momento de dificultad que atravesamos por la pandemia han posibilitado que el club siga funcionando económicamente con todas las inversiones que estamos realizando.

La ansiedad gana en el pensamiento y el deseo imperioso de regresar a la actividad es enorme en cada uno de los integrantes de Cief.

Desde la pata dirigencial siguen trabajando y mirando hacia adelante.