Villa María | controles | accesos | Municipio

Municipio refuerza los controles en los accesos luego de la apertura comercial y la mayor movilidad en horarios pico

De 6 a 19, todos los días, la Comuna controla el ingreso y egreso de personas por diferentes rutas. Admiten que hacia el interior el flujo supera el 75% entre las 10 y las 14, pero luego se compensa con menos movimiento por la tarde y noche

La apertura de comercios “no esenciales”, la ampliación de horarios de los “esenciales” y la flexibilidad de actividades profesionales, de la construcción y en los tribunales ordinarios, generó un movimiento mayor en la ciudad respecto a las últimas semanas. Funcionarios municipales indicaron que “ya es muy difícil” controlar hacia el interior de la urbe producto de estas aperturas resueltas por la Provincia a través del COE. Por eso, el objetivo ahora es reforzar las medidas de seguridad en los accesos.

El jefe de Gabinete, Héctor Muñoz, contó que los controles se realizan de lunes a lunes entre las 6 de la mañana y las 19 horas.

Allí se exigen los permisos de circulación emitidos por el Gobierno nacional y se toma la temperatura corporal con los dispositivos digitales. Lo mismo sucede en la vecina Villa Nueva, ya que el control se abordó desde una perspectiva de “conglomerado” y no con una mirada propia de cada jurisdicción en la toma de decisiones. También se acordaron los horarios de funcionamiento de los rubros exceptuados, que hasta la semana anterior funcionaban con criterios diferentes.

Permisos y toma de temperatura, las dos exigencias que resolvió el Municipio para poder ingresar a la ciudad.

Fuentes consultadas por este diario indicaron que aguardarán hasta el 24 de mayo, fecha que termina la extensión de esta cuarentena, “para ver si hacemos ajustes en los controles en el interior de la ciudad”.

Hoy resulta muy complejo por la cantidad de actividades flexibilizadas y por eso se concentran los esfuerzos en los accesos, ya que están determinados los cinco puestos de control en rutas 2, 9 y 158. “No podemos hacer más nada, hay muchas habilitaciones”, remarcaron desde el Palacio Municipal. Cálculos oficiales dan cuenta que en los horarios pico (entre las 10 y las 14) el flujo de personas supera el 75% permitido, pero luego se equilibra con la menor circulación en la tarde y la escasa en la noche.

Lo que viene

La expectativa del Municipio para los próximos días es que Córdoba ingrese en una nueva fase, la 5, de modo de continuar avanzado en las flexibilidades, siempre con los correspondientes protocolos de seguridad. Si bien preocupa el mayor movimiento de gente, el hecho de no contar con transmisión comunitaria del virus obliga a liberar actividades en pos de solucionar el grave problema económico que viven decenas de villamarienses.