Río Cuarto | controles | ciudad | Hay

Ya hay 46 casos menos por día y ahora los controles harán foco en evitar un rebrote

Como consecuencia de la Fase 1, se observa una tendencia a la baja que se busca mantener a los fines de tener controlado el cuadro sanitario. El desafío pasa por la mayor circulación que habrá por el Día de la Madre

Como consecuencia del aislamiento dispuesto durante la Fase 1, se comenzó a observar una tendencia a la baja de los contagios por Covid-19 en la ciudad.

En efecto, según el equipo epidemiológico local, ya hay 46 casos menos por día de infectados por coronavirus.

La explicación de esto tiene que ver con los resultados de los 14 días en los que los riocuartenses estuvieron bajo aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Durante ese lapso, se redujo la circulación de personas en la ciudad, para evitar que haya nuevos contagios.

En la actualidad, a la baja de 39 casos menos diarios registrada días atrás ahora se ha sumado una caída cuantificada en 7 infectados menos, lo que totaliza 46.

El dato estadístico fue confirmado ayer a Puntal por el secretario municipal de Salud, Marcelo Ferrario, quien integra el equipo de asesores médicos en materia de Covid.

De todas formas, en el COE Regional manifiestan que hay que mantener la prudencia y seguir la evolución del cuadro de situación epidemiológico día a día.

Como informó este diario, el objetivo sanitario que se persigue en esta etapa de la cuarentena es el amesetamiento de la curva de contagios para controlar el brote en la ciudad.

En este contexto, ahora los controles harán foco en el movimiento que se va a generar en el casco céntrico con motivo de las ventas por el Día de la Madre.

En diálogo con Puntal AM!, el titular del COE local, Diego Almada, hizo referencia ayer a los controles que se vienen a raíz de dicha celebración, lo que constituye todo un desafío en estos tiempos de pandemia por coronavirus.

“El Día de la Madre es una cuestión muy cara a nuestros afectos. Hay que poner el alerta en las reuniones familiares”, subrayó el médico a cargo del COE.

En el feriado del lunes, se advirtió mucho movimiento en el microcentro, entre personas que visitaron comercios y regalerías y otras que se acercaron a los bares para tomar un cortadito o una cerveza.

Esta afluencia se verá incrementada en los días sucesivos, dado que el domingo se festeja el Día de la Madre.

Al respecto, cabe aclarar que siguen prohíbidas las reuniones familiares y sociales.

Además el buen tiempo reinante estimula la salida de familias y amigos al centro de la ciudad.

Controles

Por eso, los controles apuntarán ahora a evitar que la mayor circulación de riocuartenses derive en un rebrote del virus.

En los fines de semana previos, se puso el foco en los partidos amateur de bochas que pululan por distintos puntos de la ciudad.

Ahora se hará hincapié en el movimiento céntrico.