Tranquera Abierta | Córdoba | Inta | Conicet

Primer mapa de materia orgánica de suelo en la provincia de Córdoba

Se trata de una herramienta digital que brinda datos acerca de los niveles porcentuales de compuestos orgánicos en el horizonte superficial a escala provincial y para una resolución de 25 hectáreas.

El Gobierno de la Provincia de Córdoba presentó el Mapa de Materia Orgánica del Suelo (MOS). Los nuevos datos, publicados en el geoportal MapasCordoba, informan los niveles de MOS en el horizonte superficial (en %) a escala provincial y para una resolución de 25 ha (celdas de 500 m de lado).

Esta herramienta digital demandó un año de investigación y desarrollos conjuntos entre IDECOR y CONICET, y la participación de la Secretaría de Agricultura e INTA Regional Córdoba.

El trabajo fue realizado siguiendo el enfoque del Mapeo Digital de Suelo (MDS), a partir de más de 3.200 muestras de suelo y un importante conjunto de covariables procesadas por la IDE provincial.

Vale señalar que los datos de suelo fueron aportados en forma conjunta por el Programa Buenas Prácticas Agropecuarias (BPA) del gobierno provincial, INTA, Facultad de Ciencias Agropecuarias (FCA) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), IMBIV (Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal, CONICET-UNC), Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) y las empresas AGD, Seiker y Orbely.

Mapa MOS.jpg
Mapa de predicción de la materia orgánica del suelo.

Mapa de predicción de la materia orgánica del suelo.

“De los grandes agroexportadores de granos del mundo, Argentina es uno de los pocos países que no estaba monitoreando el estado del carbono de sus suelos, siguiendo los valores de MOS. Los únicos datos disponibles, además de las estimaciones de fuentes privadas, son los de relevamientos realizados entre las décadas del 60 y 80, cuando se realizaron los Mapas de Suelos a escala 1: 50.000 de la Región Pampeana”, señaló el Ing. Juan Cruz Molina, Director INTA Córdoba.

“Esto nos abre un camino a futuro tanto en actualización del mapa de MOS, como en la realización de mapas de otras variables de fertilidad de suelos. El trabajo nos muestra que vamos por buen camino; nos ayudará a medir y gestionar la información de una manera moderna, ágil, actualizable y, lo más destacable, construida entre muchos, de manera generosa, comprometida y voluntaria”, concluyó Molina.

Consulte cómo utilizar la herramienta.