· · Crédito:
Es el elogio que dio Xabier Azkargorta al astro argentino en exclusiva para Puntal desde Santa Cruz de la Sierra, analizando el presente del fútbol sudamericano con Eliminatorias y la Copa América como epicentro
Xabier Azkargorta nació en el País Vasco hace 66 años. No sólo es entrenador de fútbol, sino también médico. Conoció a Maradona en los tiempos del Diez en Barcelona y luego lo trató como médico cuando Pelusa fue a Sevilla. Un auténtico personaje, hoy viviendo en Bolivia, donde se afincó tras su experiencia en la selección. Fue el gestor de que los bolivianos jugaran el Mundial 1994 bajo su mando. Tipo pintoresco, de muchas historias, dirigió a grandes equipos españoles, lo hizo también en Chile y en Japón. En diálogo exclusivo con Puntal, nos cuenta lo siguiente.

-¿Cómo ve el comienzo de este año, con mucha competencia a nivel selecciones en todo el mundo?

-Muy intenso, con gran actividad. Yo siempre he pensado que        Sudamérica es la cuna del fútbol, es donde más intensidad hay de competencia, eso observo.

-Residiendo en Bolivia y con la cercanía para con la Argentina, ¿qué opina de nuestro fútbol?

-Recuerdo que una vez siendo entrenador de Bolivia ibamos a jugar contra Argentina en La Paz y supuestamente ellos tenían varias bajas, me llamaron del periodismo argentino preguntándome cómo yo veía a su selección y yo conteste: “Lleno de argentinos”. Creo que a nivel mediático se fomenta cierto ego. El jugador argentino es muy competitivo y tiene una repercusión periodistica muy grande, por eso digo que aquella persona que se olvide del fútbol argentino está muy equivocada.

-Tuvo cierta cercanía con Maradona en España, ¿qué me puede decir de él?

-Yo no puedo ser imparcial con Maradona. Cuando el jugador del Athletic de Bilbao Andoni Goicoetxea lo fracturó, yo era técnico del Espanyol y tenía muy buena relación con el doctor Oliva (médico de Barcelona) y con  Menotti. Además cuando jugó en Sevilla estuvo en la misma clínica que yo dirigía en aquel momento, de medicina del deporte en Barcelona, ahí le hicimos unas pruebas que yo le llevé personalmente a Fernando Signorini (PF de Diego). Soy de las pocas personas que él menciona en su libro. Como dije, no puedo ser objetivo ni imparcial, tengo una gran admiración por su persona.

-Creció en el País Vasco y España en tiempos del franquismo, ¿cómo era ese tiempo político?

-Era mi época universitaria. Yo fiché muy joven en la Real Sociedad de San Sebastián y luego lo hice para el Athletic Bilbao por la razón de que quería estudiar Medicina y era en esa ciudad. Eran tiempos de peleas, de lucha, Franco estaba en agonía pero seguía firmando sentencias de muerte. Fue una época muy dura, mi padre sufrió dos años de cárcel por una pintada que hizo. Todos sufrimos la represión de ese tiempo. 

-En los 80 el fútbol vasco era muy fuerte, ¿en España hoy se ha perdido mucho terreno con lo que es la hegemonía de Real Madrid y Barcelona?

-Ahora sigue estando a un nivel alto, nunca ha habido tantos equipos vascos en Primera como en estos años, además del Athletic y la Real Sociedad, están el Eibar, Osasuna y Alavés. Lo que ocurre concretamente es que Barcelona y Real Madrid son quienes se llevan toda la plata de los derechos de televisión a costa de la plata de los demás, no se reparte como se debiera.

-Hicieron una gesta histórica con la selección boliviana llegando al Mundial 94, en un equipo en el que atajaba Carlos Trucco, quien jugó en Estudiantes. ¿Qué significaba su figura?

-Yo tengo una gran admiración por Carlos, no sólo fue mi arquero en el Mundial y las Eliminatorias, sino que posteriormente he trabajado mucho con él y con Andrés Fassi en el Pachuca, con contenidos en la Universidad del Fútbol allí en México. Le tengo una gran admiración.

-Vengo al presente, ¿cuánto tiempo más cree que tiene Messi con este nivel?

-Hasta que le den las piernas para jugar. Leía en estos días una declaracion de Guti (exfigura de Real Madrid, hoy entrenador de Almería) diciendo que hay muchos jugadores que son muy importantes y muy buenos, pero hay uno que siempre está ahí destacándose por sobre el resto y es Messi, es el mejor y reconocido por todos de manera unánime.

-Cuando dirigió Tenerife fue el descubridor de Fernando Redondo, ¿cuánto talento vio en él?

-Recuerdo que todo el mundo se preguntaba cuando lo fichamos desde Argentinos Juniors de dónde había salido. Ha sido el ejemplo para mucha gente, no sólo fue un gran jugador, sino también una excelente persona.



Javier Albarracín

TEMAS: futbol
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas