La estrella del Barcelona terminó como máximo goleador europeo (36 tantos) de la temporada 2018-19 y ganó La Liga española, pero en la Champions League su equipo quedó eliminado en semifinales frente al Liverpool.
El mediocampista Lionel Messi consiguió hoy su sexto balón de oro como Mejor Jugador del 2019, en una gala realizada por la revista France Football en París, y es el máximo ganador de la historia.

La estrella del Barcelona terminó como máximo goleador europeo (36 tantos) de la temporada 2018-19 y ganó La Liga española, pero en la Champions League su equipo quedó eliminado en semifinales frente al Liverpool.

Su principal rival fue Virgil van Dijk, holandés, quien triunfó con Liverpool en la escena europea, por lo cual la UEFA lo eligió como el mejor del año del año.

Messi ya se quedó con el premio The Best de la FIFA y ahora sumó su sexto galardón de esta clase, superando al portugués Cristiano Ronaldo, quien suma cinco y quedó tercero en la votación 2019.

"Quiero agradecer a los periodistas que me votaron, que hicieron que yo sea merecedor de este premio. A mis compañeros del club y de la Selección", expresó Messi en la gala que se realizó en el Théâtre du Châtele de París.

Messi ganó este galardón en 2009, 2010, 2011, 2012 y 2015, siempre jugando en el Barcelona, y quien le entregó el premio fue el mediocampista del Real Madrid, el croata Luka Modric, quien se lo había adjudicado el año pasado.

"Hace diez años recibía mi primer Balón acá en París. Me acuerdo que vine con mis tres hermanos y tenía 22 años. Era todo impensado para mí lo que estaba viviendo. Hoy diez años después me toca recibir el sexto, en un momento totalmente diferente, muy especial en mi vida personal, con mi mujer y mis tres hijos que me acompañan junto a uno de mis tantos sobrinos que tengo", afirmó.

El rosarino además reconoció que daría cualquier Balón de Oro por ganar "la Champions o la Copa América", con Barcelona y la Selección argentina, respectivamente.

Su retiro y sus logros

Luego de la premiación, Messi reconoció que su retiro está más cerca que antes "porque ya tengo 32 años", pero aclaró que por el momento se siente "muy bien" en la parte futbolística y física para seguir jugando en el Barcelona.

"Se está acercando el momento de la retirada, es difícil, porque parece que el tiempo vuela, aunque me quedan unos años más para seguir disfrutando del fútbol y todo lo que me toca vivir", explicó.

El capitán de la Selección argentina agregó que: "Gracias a Dios puedo seguir haciendo lo que me gusta y ojalá tenga muchos años para seguir haciéndolo".

"Obviamente espero y Dios quiera que sean muchos años más. Pero ya tengo 32 años, y como dije hace tiempo, todo depende de cómo me vaya sintiendo, cómo esté físicamente. Hoy por hoy me encuentro mejor que nunca a nivel físico y personal. Ojalá pueda estar muchos años más así", sentenció.

Luego aclaró que más allá de lo reconfortante que significa conseguir logros a nivel individual, él pretende también alcanzar cosas en lo grupal.

"Si bien los premios individuales no son el objetivo y, como dije recién me hubiese gustado ganar una Champion más o una Copa América, pero no deja de ser un reconocimiento muy lindo por lo que significa y los jugadores que tengo al lado compitiendo por ganarlo", sostuvo.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas