Río Cuarto |

Desde la construcción comunitaria, levantan el salón de un merendero

La organización que brinda contención a niños y jóvenes del barrio Avenida Argentina trabaja junto a especialistas en permacultura y vecinos del sector para tener un lugar donde desarrollar sus talleres

En Avenida Argentina, donde desarrolla desde hace casi una década sus actividades el grupo Los Orillas, se construye un salón con características especiales para los chicos del sector. Con barro y con un método de construcción en comunidad, preparan un espacio en el que se integrarán todos los talleres que realizan para dar contención a grandes y chicos. 

Patricia García, referente de la ONG y concejala por el bloque del partido Respeto, explicó que a fines de 2009, cuando comenzaron a trabajar con Los Orillas, hacían acompañamiento escolar y entregaban la merienda en diferentes casas de familia. 

Con el paso del tiempo, la ONG construyó un salón, pero las actividades se postergaron por una serie de complicaciones que debieron encarar en el barrio. De a poco fueron las mismas vecinas las que se hicieron cargo de la merienda y se cortaron los talleres programados. Sin embargo, con la llegada de nuevos fríos y la necesidad de contención en trámites o estudios, notaron que no podían estar al aire libre, “incluso a veces se necesita la privacidad para hablar con las familias”, indicó García.

Actualmente, todas las actividades se hacen en diferentes casas, en una se da la copita, en otra se proyectan películas y en otra la ronda de mujeres. “Entonces lo que queremos es que se hagan todas en un lugar que nos dé reparo en los días de frío”, dijo la referente de la agrupación y agregó: “Nosotros tenemos tablones largos, una ollas propias, nuestras tazas y nuestra biblioteca, y queremos meter todo eso en un lugar, por ello lo que estamos construyendo se encara de una forma como se hacía antes, con adobe, y con una técnica como la de los horneros”.



Junto a otras organizaciones



La concejala explicó que la iniciativa es acompañada por el partido Respeto, a partir de un proyecto que encaran Hernán Echenique y Franco Altamirano, enfocada en la construcción en barro, con pallets de madera y una mezcla que lleva barro, guano de caballo, y arena. “Los chicos ya llevan más de 10 construcciones con esta técnica y, en el sistema que hemos propuesto, a quien se le dé una mano y se le construya su casa después tiene que ir y ayudar en otras construcciones”, detalló García.

Destacó que los carreros del barrio Avenida Argentina, donde concentra sus actividades la ONG, colaboraron con la entrega de guano y arena para la construcción. “Aprovechamos para reciclar todo lo que podemos, de hecho las ventanas que pusimos fueron unas que encontramos en un contenedor en el bajo del río”, señaló, mientras que comentó que también se usan botellas como ladrillos para que ingrese más luz a la construcción.

“Aquí es donde desarrollaremos todas las actividades, porque es un salón que se hace con las manos y con un sentido comunitario, en una obra común hay jerarquías, pero en este tipo de sistema de construcción somos todos iguales y todos aprendimos cómo trabajar el barro, hasta los niños participan colaborando”, puntualizó.

Ya se llevaron a cabo dos jornadas de trabajo comunitario, en general lo hacen los días viernes por la tarde, cuando todos se acercan a hacer su aporte, con el sueño de tener un salón que les brinde contención.

Sobre la técnica de construcción remarcaron una serie de características positivas, como que es flexible y se rompe menos que un ladrillo rojo, sumado a que es ecológica, porque no se debe quemar el barro y no se utiliza la leña que se usa con la otra técnica. En tanto, se utilizan técnicas curvas que son resistentes a los sismos, y tiene inercia térmica, lo que hace que no tenga humedad.