· · Crédito:
La industria alimentaria ha sufrido una gran expansión a lo largo de las últimas décadas. A la par de esta situación, urge la necesidad de producir alimentos a gran escala, que sean duraderos y aceptados por quienes los consumimos. Es así que, se ha extendido el uso de múltiples aditivos alimentarios, muchos de ellos creaciones de la propia industria.

Podríamos estar largo rato nombrándolos a todos, sin embargo hoy nos vamos a enfocar en el “jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF)”, cuyo uso es sumamente habitual en productos que tal vez ni nos imaginábamos.

La fructosa se encuentra naturalmente en el azúcar de mesa, miel, frutas y verduras; sin embargo, cuando hablamos del jarabe de maíz alta fructosa, estamos hablando de un concentrado de éste azúcar, creado por la industria de alimentos con la finalidad de endulzar de una manera más económica.

Su uso se ha extendido, y no de casualidad, al mismo tiempo que aumentaron los casos de diabetes tipo 2, dislipemias, enfermedades cardiovasculares, entre otras. El exceso en su consumo se ha relacionado con alteración en los mecanismos de hambre-saciedad, disminución del apetito y aumento las posibilidades de desarrollar sobrepeso y obesidad. Por otra parte, puede aumentar los niveles de triglicéridos en sangre, producir insulinorresistencia, hipertensión arterial, entre tantas otras repercusiones.

Este jarabe, se encuentra ampliamente distribuido en muchísimos productos: cereales de desayuno, gaseosas y jugos azucarados, mermeladas, galletitas, yogures, golosinas, postres. Basta con ver el listado de ingredientes de los productos que compramos en el súper para darnos cuenta que es moneda corriente en el rubro.

Ante esto… ¿qué hacer? Por un lado, prestemos atención a los rótulos. Ellos obligatoriamente señalan cuando un producto tiene “jarabe de maíz alta fructosa (JMAF)”, y tratemos de elegir responsablemente. Asimismo, volvamos a la cocina, revaloricemos las preparaciones caseras en donde somos nosotros quienes elegimos qué ingredientes vamos a incluir (no la industria).

Por eso, hoy nos tentamos con unas GALLETAS HÚMEDAS DE BATATA Y CACAO ideales para que los chicos lleven al cole.



Vas a necesitar…

1 ½ taza de harina de avena (o en su defecto avena instantánea)

Puré de 3 batatas chicas

1/3 taza de cacao amargo en polv

Cucharada de edulcorante líquido Estevia

Esencia de vainilla (1 cdita)

1 Cucharadita de bicarbonato de sodio

½ taza de leche descremada

¼ taza de aceite neutro



El procedimiento…

En un bowl mezclás todos los ingredientes hasta formar una masa húmeda.

Luego, con una cuchara sopera formás bolitas que aplastás directamente sobre una placa previamente aceitada para formar las galletas.

Llevás a horno (precalentado) 180° unos 25 minutos y… ¡listassss para disfrutar!



Lic. Bárbara Collosa

MP 4081


 

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas