· · Crédito: Puntal.com.ar
"Es una historia de novela", aseguró el galán.
Ser una personalidad del espectáculo reconocida tiene sus ventajas y desventajas. Nacido y criado en una familia de actores, Nicolás Francella aprendió tempranamente cómo lidiar con estos aspectos. 

Por esa razón, en el año 2014, cuando actuaba en el teatro de la mano de Madres e hijos, Nico invitó a la última función a una vecina de su barrio: Candela. Él la conocía desde la adolescencia y desde entonces le gustaba. La había visto en varias ocasiones pero no había tenido la oportunidad de reencontrarse con ella.

En diálogo con la revista Pronto, el hijo de Guillermo Francella contó cómo se dio el tan esperado reencuentro y qué mentira le dijo para llevar a cabo su plan de conquista. "Ella fue con dos amigas a la función para no sentirse muy de visitante. Y le dije una mentirita: que no podía esperarme gente en la sala al final de la función y que solamente podía quedarse ella. ¡Era mentira!", reveló el actor.  







¿Y cómo reaccionó la publicista? "Cuando salí del escenario, estaba solita en la sala y ahí nos reencontramos", rememoró Nicolás. La invitó a cenar, la joven aceptó y, a partir de ese momento, no se separaron más. 

"El reencuentro fue muy especial porque había pasado mucho tiempo. Es una historia de novela, con muchas idas y vueltas en el tiempo... Pero estamos súper bien juntos", cerró -muy enamorado- el actor.

TEMAS: farandula
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas