El Corredor Mediterráneo acaba de recibir un reconocimiento de parte de la Editorial de la Universidad de Villa María (EDUVIM) y anuncia la publicación de un ‘encarte’ producido dentro del programa "Rumbo al VIII Congreso Internacional de la Lengua Española".
“El Corredor Mediterráneo”, suplemento que Puntal edita los días miércoles desde hace muchos años, acaba de recibir de parte de EDUVIM (Editorial de la Universidad de Villa María), una distinción por su aporte a la producción cultural y periodística”, que le ha sido otorgada a pocas horas de la aparición, como parte de su envío semanal, de un ‘encarte’ producido dentro del programa "Rumbo al VIII Congreso Internacional de la Lengua Española" y cuyos contenidos han sido elaborados por profesores y alumnos de institutos cordobeses.

Ese trabajo, que durante diecisiete semanas acompañará a la edición de ECM significa un nuevo aporte dentro de la perspectiva editorial que viene desarrollando desde hace muchos años y que se expresa con una nueva selección de contenidos que se perfila a partir de abril de 2017 cuando Antonio Tello asumió la conducción del suplemento. 

Precisamente Tello recibió la distinción que también destaca su "dedicada labor como periodista cultural en el ámbito provincial” que hace referencia también a su participación activa como titular del Área de Literatura y Pensamiento de la delegación Río Cuarto de la Agencia Córdoba Cultura, en el marco de una ceremonia en la que también fueron distinguidos Diego Formía por su labor en la Subsecretaría de Cultura, que coedita EMC, a través de la Fundación por la Cultura, y el profesor José Di Marco por su labor como director de  UniRío.

Perfil renovado

Consultado sobre el perfil del suplemento en su etapa actual, Tello precisó que “los cambios producidos son ajustes en el diseño, a cargo de Ana Alonso; en la edición, a cargo de Myrna Medeot, y en los contenidos, para desarrollar una línea editorial que pone énfasis en el rigor, la amplitud temática, con anclajes en distintas disciplinas -desde la literatura, las artes visuales, la fotografía, el cine hasta las más diversas disciplinas científicas-, e integrando la producción local, con la provincial, nacional e internacional, y que se define también a través de la inclusión de secciones como "Poética de la luz", dedicada a la fotografía, las reseñas de libros, una columna para la opinión, y de una viñeta humorística a cargo de Heraldo Mussolini”

Y puntualizó: "Los cambios no suponen una ruptura con la impronta que le dio su creador, el arquitecto Jorge Ramallo, sino una profunda actualización de su espíritu original, la cual ha sido posible gracias al antiguo equipo editorial y a una nueva y diversa grilla de colaboradores caracterizada también por esa diversidad de procedencia. Y, si bien es cierto que se han quitado algunas aportaciones de la gente, como la publicación de cuentos y poemas, esa decisión atiende a la necesidad de precisar que ECM es un suplemento cultural y no una revista literaria, y además a que no era posible publicar todo lo que llegaba a la redacción sin traicionar el rigor que nos impusimos en esta nueva etapa”.

Tello insiste en ese sentido en que son detalles de un ajuste de contenidos y forma, que “han dado a ECM una valorada percepción tanto por parte del público lector como por otros sectores institucionales y culturales hasta hace poco indiferentes al medio, percepción que empezó a manifestarse hace ahora un año, cuando Eduvim pidió por primera vez insertar anuncios de su producción editorial en las páginas del suplemento, y que incluye a UniRío, la editorial de la Universidad Nacional de Río Cuarto, y al Ministerio de Educación de la Provincia, que no casualmente participará activamente de una nueva etapa de EMC”, en alusión del ‘encarte’ cuya edición se señala en el comienzo de esta nota y que acompañará al suplemento a partir de mañana. 

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas