Nacionales | femicidios | Mujeres | Violencia

Desde el inicio del 2020, Argentina tuvo 241 femicidios

El dato surge del observatorio de casos que lleva Mumala, lo que representa una muerte cada 32 horas. Además, hubo 214 hechos en pandemia y en el año 10 muertes en Córdoba

En el marco del día contra la violencia de género, desde el observatorio “Mujeres, disidencias, derechos”, de Mumala (Mujeres de la Matria Latinoamericana), presentaron un nuevo informe sobre el relevamiento de femicidios a nivel nacional. Entre el primer día del año y el pasado 20 de noviembre, se cometieron en Argentina 290 muertes violentas de mujeres, travestis y trans, de las cuales 241 son femicidios, femicidios vinculados y trans-travesticidios. En este marco, el promedio de femicidios que se han dado en el país fue de uno cada 32 horas.

Por otra parte, desde el observatorio destacaron que 49 muertes violentas de mujeres se encuentran en proceso de investigación (esperando autopsia y peritajes), mientras que, además, hubo 251 intentos de femicidios en todo el país y 274 niños, niñas y adolescentes se quedaron sin madre por estos hechos.

El relevamiento que Mumala hace a través de los medios de comunicación destaca que de los 241 femicidios, 208 fueron directos, 8 vinculados de niñas, 4 vinculados de niñas por interposición en la línea de fuego, 9 vinculados de niños (6 vinculados por interposición en la línea de fuego), 5 travesticidios y 1 lesbicidio.

Sobre el vínculo que la víctima tenía con el femicida, siguen siendo las parejas las responsables en la mayoría de los casos (el 41%), mientras que la expareja representa el 22%. Le sigue un vínculo como familiar 13%, un conocido 12% y desconocidos en el 6% de los casos.

“Nuestro domicilio sigue siendo el lugar más inseguro para nosotras”, indican desde el observatorio, considerando que el 36% de los casos ocurrieron en la vivienda de la víctima y en la vivienda compartida el 32% de los crímenes. Además, en la vía pública ocurrió el 12%, y en la vivienda de un familiar el 6% (a esto se suma: en un descampado el 4%; en la vivienda del agresor el 4% y en el trabajo de la víctima el 2%).

Incluso el estudio da cuenta de que el 20% de las mujeres víctimas de femicidio había denunciado a su agresor, mientras que el 10% tenía restricción de contacto o perimetral, y el 1% tenía botón antipánico.

Entre otros datos, en el 44% de los casos la víctima y el victimario convivían, y en el 12% de las víctimas estuvieron desaparecidas.

Además, en los casos de 2020, el 5% de las víctimas fue abusada sexualmente, el 3% era trabajadora sexual o estaba en situación de prostitución, y el 6% de las mujeres eran migrantes de otro país. Finalmente, el 4% de las mujeres eran migrantes de otra provincia y el % estaba en situación de calle.

“Seguimos exigiendo al Estado nacional que priorice recursos para la atención integral de mujeres e integrantes del colectivo LGTBIQ+”, indican desde Mumala, entre los puntos planteados como reclamos junto al relevamiento. Del mismo modo, sostienen: “Reclamamos la implementación urgente, sin burocracias ni clientelismo, de todas las medidas económicas anunciadas por el Gobierno para víctimas de violencia de género y el colectivo travesti trans. (Programa Potenciar Trabajo, Programa Acompañar)”. Y agregan: “Exigimos la continuidad del IFE, principalmente para las titulares de la AUH, muchas de ellas víctimas de violencia machista”.

Violencia en pandemia

Mumala incluyó en su informe los hechos ocurridos en el marco de la pandemia por el Covid-19; “se toma como referencia el día 20 de marzo del 2020, a partir de la publicación en el Boletín Oficial de la República Argentina que da comienzo al Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio por Covid-19 u otras medidas de restricción de circulación o dinámica económico – social”, explican desde el estudio. En este marco, señalan que en este período se han dado 213 muertes violentas de mujeres, travestis y trans, de las cuales 175 son femicidios, femicidios vinculados, trans-travesticidios y lesbicidios. Además, hubo 38 muertes violentas de mujeres que están en proceso de investigación (esperando autopsia y peritajes).

De estos femicidios, 149 fueron directos, 9 vinculados de niña, 13 vinculados de niño, 3 travesticidios y lesbicidio. Además, hubo 195 intentos de femicidios y 4 intentos de travesticidios. “Los femicidios son los únicos delitos que no descendieron en el periodo de cuarentena”, aseguran desde la organización.

Finalmente, desde Mumala insistieron en la necesidad de declarar la EmergenciaNiUnaMenos de manera urgente, “la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral de manera transversal, el tratamiento urgente del proyecto de ley por aborto legal, seguro y gratuito y la aplicación efectiva de la Ley Micaela de capacitación obligatoria en género y violencia de género en todos los ámbitos del Estado, desde una perspectiva feminista, diverse – disidente”, señalaron.

Diez casos en Córdoba

En diálogo con Puntal, Betiana Cabrera Fasolis, referente de Mumala, sostuvo que “en Córdoba estamos registrando 10 femicidios en lo que va del año, con el último uno vinculado de niño, el de Thiago, que fue asesinado por su padre, quien también intentó matar a su hermana para ocasionarle un daño irreparable a su expareja”, explicó y agregó: “Con esto, es necesario plantear que la violencia de género es transversal, no sólo afecta a estas mujeres, sino que nos vulnera como sociedad”.

Cabrera Fasolis señaló que de estos 10 femicidios en Córdoba, “el 70% se sigue dando en el interior provincial; hay una desigual distribución de los recursos y la información, lo que hace que haya una mayor vulnerabilidad social”, dijo y pidió que haya un mejor acceso a la Justicia, “un espacio muy machista que, pese a tener muchas leyes de vanguardia, sigue siendo una institución inaccesible para muchas mujeres, sobre todo las de menos recursos”, sostuvo. La referente dijo, además, que es necesario contar con equipos interdisciplinarios que puedan atender en el interior provincial y que “existan políticas públicas integrales, tales como la aplicación de la ley ESI, que entre sus principales contenidos se encuentran los roles y estereotipos de género, y sumar campañas de visibilización de una vida libre de violencia”, completó.

Para la jornada de hoy se esperan varias movilizaciones en toda la provincia por este reclamo, incluso en Río Cuarto se realizará una marcha desde las 17.30 partiendo desde el Centro Cívico.