Deportes | jugar | clubes | Volver

"Esperamos volver a jugar pronto"

La titular del Departamento dijo que "no jugar en 2020 causó mucho daño". Aseguró: "Trabajaremos con la Liga de Baby"

El fin de semana, con un clima inmejorable para practicar deporte, aportó mayor enojo en el fútbol por la medida impuesta al detenerse todas las actividades deportivas competitivas en la provincia.

A lo expresado por el presidente de la Liga Villamariense de Fútbol, Diego Conrero, ayer en PUNTALVILLAMARÍA, se sumó ahora el Departamento Infanto-Juvenil.

El mismo deberá analizar detenidamente la competencia juvenil, ya que el calendario era acotado y los 3 fines de semana de suspensión decretados dejan sin chances de sostener la forma de disputa.

Al respecto, María Rosa Rojas dijo: “Como deporte al aire libre, no tenemos más en el fútbol para aportar sanitariamente. Sólo cumplir a rajatabla el protocolo”.

Aseguró: “Las medidas de prevención y cuidado son las mismas que en la vida: distanciamiento, barbijo y lavado de manos, con alcohol en gel en todos los ingresos”.

Explicó: “Lo hemos planteado en la previa de los campeonatos. Hemos acordado con las autoridades sanitarias y mantenemos un diálogo permanente para mejorar fecha tras fecha, corrigiendo lo que se pueda y deba mejorar”.

Indicó: “No faltaron charlas, ni mensajes para concientizar. Por más que estemos al aire libre, les pedimos a todos que acudan con barbijos, que respeten el distanciamiento y el alcohol en gel. No compartir bebidas, el servicio de bufé sufrió muchas modificaciones”.

Comentó: “No quedó nada librado al azar. Siempre habrá que reforzar y refrescar el mensaje y siempre habrá la mejor predisposición para corregir y mejorar, pero las autoridades también deben saber que si no volvemos rápido varios clubes tendrán que cerrar sus puertas”.

Agregó: “No utilizamos los vestuarios ni salones cerrados. Se juega al aire libre y el contagio no se dio en el fútbol. Seguramente tampoco en el rugby o en deportes al aire libre”.

Señaló que “el distanciamiento, el alcohol en gel y el barbijo son hoy parte de una exigencia de vida”.

Fiebre de sábado por el fútbol

Destacó: “Inferiores e infantiles retrasaron su regreso a la competencia por la gran cantidad de fichajes. Los administrativos hicieron milagros para atender a tanta gente, pero hubo que adoptar recaudos por la pandemia. Nos superó el entusiasmo de los chicos para volver a jugar”.

Insistió: “Los chicos tardaron en decidirse en volver a jugar y eso retrasó el inicio, sumado a que los dos administrativos tuvieron mucha paciencia y capacidad para fichar y dar respuesta a la demanda, que fue grande. Agradezco esa labor, porque hubo mucha gente aislada y enferma”.

Aclaró: “El parate de 2020 obligó a fichar chicos de 2 categorías, en vez de 1 en inferiores. Sumado a los chicos de infantiles”.

Con relación al formato, dijo: “Al escuchar a los delegados, acordamos jugar con un mismo fixture tanto en infantiles como en juveniles y coincidieron en jugar los sábados los dos torneos”.

Resaltó que “el femenino también se mantuvo los sábados, pero cada fecha en una sola cancha, para no recargar la jornada de los torneos infanto - juveniles”.

Aclaró: “Jugar el infanto los sábados acabó con la rivalidad con la Liga de Baby. Vamos a trabajar en conjunto y no adoptar como rehén a un niño. Los chicos son de sus padres y ellos mismos son los que eligen, pero vamos a trabajar en un proyecto superador con la Liga de Baby Fútbol”.

Destacó: “Los clubes que presentan todas las categorías se quejan, pero hay clubes que hoy no pueden hacer 5 o 6 categorías. En ese sentido, unimos a Rivadavia con Ricardo Gutiérrez para que totalicen 5 categorías. Lo mismo pasó con River Plate, San Lorenzo de Las Playas y Unión Social, que juegan juntos y entre los 3 armaron 5 categorías. Eso agiliza el calendario y permite tener más continuidad para el resto”.

Indicó que “cuando todos los clubes participen en infantiles, podrán tener todas las categorías. Es un proceso lento poder ordenar”.

Agradeció a “todos los clubes por el esfuerzo realizado”. “Diego Conrero confió en mí y en este grupo de delegados para organizar el infanto-juvenil. Priorizamos el respeto, el gracias, el fair play y los valores por sobre los resultados. Esperamos volver a jugar pronto”.

Lo que se lee ahora