Nacionales |

La Policía Federal ya no controlará vehículos ni personas en el interior

A través de una circular emitida para las divisiones del interior del país, se establecen medidas polémicas a partir del 1º de enero.

A sólo un día de asumido el nuevo gobierno nacional, comenzaron a verse medidas de clara diferenciación con la gestión anterior. Y algunas con polémica incluida.

Una de ellas fue la Circular 5 emanada por el comisario Hecor Caggiano, subjefe de la Policía Federal Argentina, en un comunicado emanado a todas las dependencias del interior del país, bajo el título de Modificación de Funciones.

El texto anuncia la modificación de tareas a realizar, detallando, por un lado, que se retira el suplemento operativo para el personal que revista en el interior del país. Y en segurdo término, que se cancela todo tipo de controles automotores y poblacionales a partir del primer día del año próximo.

Nuevo perfil



La nueva directiva probablemente tenga que ver con el perfil que se le pretende dar a la Federal, buscando convertirla en un organismo similar a su par de Estados Unidos, el FBI.

La pretensión es que abandone el control más superficial sobre la población, en la intención de que sus cuadros técnicos expertos en homicidios, delitos informáticos, narcotráfico, asalto de bancos, secuestros extorsivos, y oficiales especializados en investigaciones complejas se encarguen justamente de eso y de ocupar los lugares que las fuerzas locales no logran resolver. Precisamente de eso habla el informe elaborado por el periodista Juan Alonso para el sitio Nuestras Voces.

No obstante, la medida concreta emanada el 11 de diciembre puede leerse como un peligroso repliegue y una desfinanciación de los policías de calle.