Regionales |

Laboulaye: colecta para comprar un respirador e insumos para el Hospital

Instituciones, comercios y particulares se unieron en esta cruzada que busca dotar al centro asistencial regional de más equipamiento. Así también, voluntarios fabrican barbijos y máscaras para trabajadores de la sanidad

La emergencia por el coronavirus sigue multiplicando las acciones solidarias en toda la región, procurando dotar a las instituciones sanitarias y sus trabajadores de elementos para poder atender a posibles casos que puedan ocurrir en el marco de esta pandemia.

En Laboulaye, instituciones y vecinos se autoconvocaron y a través de un grupo de WhastApp, denominado “Un respirador para el Hospi”, se lanzó la propuesta para recaudar fondos y adquirir, en principio, un respirador para el centro asistencial regional “Ramón Cárcano”.

En pocas horas la convocatoria a través de mensaje sumó a más de 400 voluntarios, entre productores rurales, comerciantes, empresarios, instituciones y vecinos, que en forma particular están dispuestos a donar.

El dinero será depositado en la cuenta bancaria de la cooperadora del Hospital, la que tendrá a su cargo la administración de los recursos.

Si bien la premisa es lograr la compra de un respirador y sumarlo a otros 5 que existen en Laboulaye, en caso de conseguir más dinero serán para comprar otros equipamientos e insumos. Según se estima, un respirador rondaría los $ 780 mil.

Eduardo Tolosano, el presidente del Rotary Club y de la Sociedad Italiana, comentó a Puntal sobre la iniciativa, al tiempo que destacó la masiva respuesta de los vecinos.

“Sabíamos que en la ciudad se estaban generando distintas acciones para ayudar en esta emergencia, desde instituciones intermedias, productores. Entonces desde el Rotary se unificó todo, e hicimos un grupo de WhatsApp. Comenzamos el lunes a las 14 horas y a las 19 ya estaba el cupo agotado de integrantes. Creamos otro grupo y, en total, son más de 400 los que están colaborando”.

El primer aporte fue realizado desde el Rotary, que colaboró con 500 dólares, luego la Sociedad Italiana con 20 mil pesos. “Hay muchos productores que han donado sumas muy importantes”, recalcó Tolosano.

En vistas a la buena respuesta, ayer referentes de este grupo se reunieron con el director del Hospital para coordinar cómo proceder en adelante y adquirir el equipamiento apto para su uso en esta emergencia.

Se dispuso además que las donaciones se deberán hacer por depósitos en cajeros o por homebanking a la cuenta de la Asociación Civil “Amigos Hospital Cárcano”. El CBU es: 0200345801000000530429; cuenta corriente N° 5304/02 , del Banco de Córdoba.

“Creemos que, con las donaciones ya comprometidas, cubrimos el monto y, de quedar dinero, será la cooperadora la que dispondrá qué otras cosas se deben adquirir”, precisó el presidente de Rotary.

En La Carlota, también productores compraron y donaron un respirador al Hospital de la ciudad; y en Canals vecinos juntaron más de un millón y medio de pesos para adquirir dicho equipamiento.

Máscaras y barbijos

Paralelamente a esta colecta, también grupos de voluntarios laboulayenses están dedicados estos días a la fabricación de barbijos de tela para distribuir entre el personal que desarrolla tareas en las calles, sean policías, agentes de tránsito, trabajadores municipales.

“Todo se coordina y se organiza por grupos de WhatsApp para evitar el contacto entre las personas. La idea, por ejemplo, es que cada colaborador en su casa se comprometa a hacer unos 50 a 60 barbijos, que luego serán retirados para distribuirlos”, detalló Tolosano.

También, y con la coordinación de dos diseñadores locales y un médico cirujano local, se fabricarán máscaras a través de impresoras 3D destinadas al personal del Hospital.

Tolosano señaló que el objetivo es equipar de la mejor manera al Hospital, pero además ayudar y proteger al personal sanitario. “Vemos que en Italia muchos trabajadores se han infectado, y nosotros debemos cuidar a enfermeros y médicos. Lo que hay que hacer es proteger a la gente de salud, porque no hay recambio para ellos. En Laboulaye tenemos poca gente y si se enferman es aún más grave el problema”, finalizó el titular del Rotary.