Deportes |

Las necesidades y los roles en el fútbol local generan confusión

Las entidades cuentan con escasos dirigentes y recursos económicos y humanos. Existen, por lo tanto, dobles roles  de directivos, árbitros, policías, periodistas y cuerpos técnicos

Juzgar a quienes trabajan en el fútbol local no es el objetivo de este informe.

Tampoco se trata de escrachar a gente honesta, que ofrece horas de labor cotidiano por el crecimiento del deporte local, más allá de que implique o no un ingreso económico extra (como corresponde y merecido por cierto) o cargos “por amor al arte” o a la camiseta.

El disparador de este artículo fue el jugador de Alem, Nicolás Tulián, que actuó en la cuarta división el sábado en el clásico frente a Alumni (que venció 2-0).

El mismo joven futbolista, fue designado como árbitro asistente en el partido de reserva disputado al día siguiente (es decir el domingo) en cancha de Alumni, donde el “fortinero” se impuso 2-1 a Atlético Ticino. Se lo expuso!

Tulián tuvo un buen cometido, lo que incluso fue reconocido por los dirigentes de Alumni. Lo que sucede es que lo expusieron a estar en el “ojo de la tormenta”.

La gente es mala y comenta. Todos quienes presenciaron ese cotejo, lo medían. Ante el mínimo error, pudo ser cuestionado, cuando se está formando como árbitro (también como futbolista), y parece tener condiciones. 

¿Cuál es el límite? ¿Debe elegir un rol como ocurrió con muchos jueces del fútbol local, o puede continuar con los dos roles como seguramente desea el pibe?

No es el primer caso. Le ocurrió a varios. Iván Reyna, que eligió ser árbitro y dejó el fútbol, hoy tiene proyección nacional.

Claro que hay otras profesiones que también confunden o conducen a preguntarse ¿cuál es el límite? o ¿se debe optar?

Policías

Los casos de policías que son árbitros abundan en nuestro fútbol.

Muchos tuvieron inconvenientes o trabas, y otros deben lidiar con la doble profesión, pero el tema es aceptado en el fútbol local, más allá de los gritos de los hinchas, que están a la orden del día.

Al igual que los árbitros que son futbolistas, también deben elegir a la hora de actuar como adicionales en las canchas de fútbol.

Dirigentes y técnicos

El amor por el club de jugadores y técnicos, suele transformarlos en futuros dirigentes.

Es casi un ideal poder jugar, ser DT y dirigente de un club.

Los que lo logran en nuestro ámbito, también “reniegan” con “el qué dirán”, y hasta suelen sufrir ingratitudes y pérdida de reconocimiento de algunos hinchas. 

Son pocos los casos, y quizás deberían ser más.

Periodistas

Los periodistas no están al margen del doble rol en el fútbol local.

Al contrario, cada vez existen más periodistas que actúan como dirigentes en los clubes. 

También hay casos de periodistas que optaron por desempeñarse como DT o ayudantes en primera (hoy Alexis Zegatti es AC de Christian Romero en Argentino) y varios en divisiones inferiores (también lo hicieron en los Seleccionados de la Liga Villamariense). Un sueño.

Incluso, actualmente hay casos de comunicadores y periodistas que “le encontraron el gustito” y ofician de delegados de algunos clubes en el Consejo Directivo de la Liga Villamariense de Fútbol. 

No es inédito. Por ejemplo, ocurrió con Mariano Rodríguez y Juan Carlos Amante (fueron secretario y vicepresidente de la Liga), que se alejaron de los medios de comunicación, tentados por ser dirigentes de Colón y de la Liga.

Todos opinan

Claro que elaborar un listado de técnicos, jugadores, árbitros y dirigentes opinando en medios de comunicación sería interminable. 

La invasión para el Mundial de Rusia en los medios será enorme, y agregará a modelos, artistas, conductores, locutores, cómicos y astrólogos, entre otros.

¿Cuál es el límite entonces?

No parece existir una respuesta, ni está legislado.

El fútbol acepta todas las opiniones, algunas muy generosas, otras con y sin fundamentos valederos, y otras muy interesadas.

Lo vital en nuestro fútbol amateur será cuidar a los que trabajan con esmero y dedicación, sumándole amor, conocimiento,  capacitación, esfuerzo y honestidad.

Edgar Scauso.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas

Lo que se lee ahora