Provinciales |

Macri prometió recortar Ganancias a pymes y compensaciones tributarias

El Presidente recibió un reconocimiento de la Unión Industrial de Córdoba por ser el primer mandatario en asistir al evento. Le dedicó un párrafo al titular de la UIA, Miguel Acevedo, que se retiró minutos antes

El presidente Mauricio Macri prometió ayer en el Coloquio de la Unión Industrial de Córdoba rebajas en Ganancias para las pymes y compensaciones impositivas mediante la creación de una Cuenta Única Tributaria que le servirá a cada empresa para imputar saldos a favor de determinados impuestos a favor de deudas o compromisos que pudiera tener con la Afip por otros tributos. A eso se sumó el anuncio de una ley de inversiones para los que destinen más de 10 millones de dólares, que también tendrán ventajas impositivas. Todo deberá pasar ahora por el Congreso, en un año electoral y sobre el final del mandato.

El jefe de Estado llegó a primera hora de la tarde al hotel Sheraton de Córdoba, donde se desarrolló el encuentro, en la previa de lo que sería su recorrida en esta marcha múltiple del “Sí se puede” por Tránsito, Los Chañaritos, Santiago Temple y Río Primero.

Fue el único momento de toda la jornada en que buena parte de los cientos de empresarios presentes se puso de pie y aplaudió: fue en el ingreso de Macri al escenario. Subió acompañado por el titular de la UIC, Marcelo Uribarren, quien le hizo entrega de un obsequio, con el libro de la industria de Córdoba y de la entidad fabril al primer presidente que visita estas jornadas que se realizan desde hace 12 años.

En la primera mesa, la central en donde se ubican las autoridades, ya habían quedado dos sillas vacías: la de Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial Argentina, y la de Roberto Urquía, de la Aceitera General Deheza. Ambos dirigentes habían abandonado el salón poco antes de la llegada de Macri y el Presidente lo notó: “Lamento que Miguel, el presidente de la UIA, se haya tenido que ir a Buenos Aires. Justamente éste es un espacio en donde por suerte cada uno de nosotros vino a plantear su punto de vista en libertad. Haciendo valer esa diversidad que ya forma parte del ADN argentino”, disparó Macri desde el atril. Y agregó: “Sea cual sea nuestra opinión, nadie va a sufrir ninguna extorsión”.

Algunos empresarios recordaron, luego de escuchar al Presidente, que en uno de los coloquios en los que Ércole Felippa, expresidente de la entidad y titular de Manfrey, cuestionó con dureza al entonces gobierno de Cristina y en la semana siguiente recibió coincidentemente la visita de la Afip en la empresa. Felippa estaba en la primera fila ayer aplaudiendo a Macri. “Esas prácticas se terminaron porque somos libres”, remarcó Macri, leyendo con detenimiento desde un telepronter.

En el tramo siguiente de su discurso, el mandatario detacó que “este es un gobierno que les quiere sacar el pie de encima de una vez y para siempre”, tras recordar que “antes en invierno no había suficiente gas y debían cortarles el suministro para darles a los usuarios residenciales, generando parates, suspensiones y capacidad ociosa. Hoy todo eso se terminó”, afirmó.

Y prometió que la etapa que viene “es una etapa de crecimiento, de más alivio y de más trabajo”. Por eso, remarcó, “todo el esfuerzo que han hecho, la clase media y los trabajadores, no fue en vano”.

Allí destacó las medidas que va a proponer al Congreso de la Nación y que alcanzaría a más de 3 millones de monotributistas y medio millón de pymes. “Por primera vez las pymes van a pagar menos Ganancias que las grandes porque vamos a reducir la alícuota del 35% al 22%”. Allí se escuchó un aplauso cerrado en todo el salón. El mandatario aclaró que “a medida que crezcan les vamos a proponer alícuotas escalonadas”, anticipó sobre un proyecto que aún están puliendo en el Ministerio de la Producción que encabeza Dante Sica y que mañana tendrá un mojón clave en el encuentro del Consejo Pyme. “Una vez que esté resuelto lo enviaremos rápidamente al Congreso”, dijo luego Sica en un encuentro con periodistas en un salón del primer piso del Sheraton.

En segundo lugar enumeró que las pymes que tengan deudas con la Afip, las van a poder compensar con las que Afip tenga con ellas. “Esto es justicia y simplificación y algo que vienen reclamando desde hace años. Van a poder compensar IVA, aportes y cargas sociales de los trabajadores”, explicó Macri, aunque los detalles quedaron luego para Sica.

Por otro lado, hizo referencia a los monotributistas que se pasen de facturación: “Van a poder seguir pagando lo mismo”, en referencia a aquellos que superan ya la última categoría por su gran volumen de facturación y deberían pasar al régimen general. “Para muchos, el salto del monotributo al régimen general de Afip se volvió algo imposible”, manifestó Macri.

En cuarto lugar, el Presidente adelantó que las empresas que inviertan más de 10 millones de dólares van a tener incentivos con estabilidad fiscal y jurídica, y la posibilidad de deducir impuestos de sus inversiones. “Lo hacemos para beneficiar a las empresas que deciden invertir acá y llevar trabajo a los argentinos”, destacó, antes de agregar que estas medidas se inscriben en un rumbo general de simplificar trámites y bajar carga tributaria a las pymes. 

“Necesitamos y queremos que las pymes crezcan en el mercado interno y lleguen a ser competidoras globales”, señaló.





Gonzalo Dal Bianco.  Enviado Especial