Deportes | Maradona | Macri | Boca

Maradona le respondió a Macri

El director técnico de Gimnasia aseguró que el ex presidente no lo echó "de ningún lado" y lo acusó de "cagarle la vida a dos generaciones de argentinos"

El director técnico de Gimnasia de La Plata, Diego Maradona, le respondió hoy duramente a Mauricio Macri y aseguró que el ex presidente no lo echó "de ningún lado", al tiempo que lo acusó de "cagarle la vida a dos generaciones de argentinos".

"A vos Mauricio, te digo, que a mí no me echaste de ningún lado. Fui yo el que dejó el fútbol, para proteger la salud de mis viejos. Esa fue una decisión mía, y no le hice mal a nadie. Pero por más bombas de humo que tires, vos sabés que tus decisiones le cagaron la vida a dos generaciones de argentinos. Hacete cargo, querido. Ya lo dijo tu padre", resaltó Maradona.

El astro futbolístico salió así al cruce del líder del PRO, que este lunes aseguró que lo echó de Boca cuando llegó a la presidencia, por el bien del club, e hizo un paralelismo entre Maradona y la vicepresidenta Cristina Kirchner.

"Yo le pido al pueblo argentino que apoye a este gobierno. Que lo haga desde sus casas, desde las redes. Porque este gobierno no es de Alberto y Cristina. Es de todos. Ya no es más el país de ricachón y sus amigos", resaltó el ex futbolista en su cuenta de la red social Intagram.

Este lunes, Macri se refirió a Maradona, al recordar que en 1995, cuando asumió como presidente de Boca Juniors, lo había sacado del plantel.

"Tuve que hacer algo durísimo, que fue sacar a Diego Maradona de Boca", señaló el ex jefe de Estado, que trazó un paralelismo entre esa situación y la que viven -según él- el presidente Alberto Fernández y su vice Cristina Kirchner.

En ese marco, Macri le recomendó al peronismo sacar del espacio a la ex mandataria, y aclaró: "Los comparo desde la irracionalidad, no desde el talento".

"Siempre se ha dicho que Boca es peronista. Es mentira, Boca es de todos los partidos y muchos credos religiosos. Boca es pasional, vehemente como es el peronismo. Cuando yo llegué a Boca tenía que construir un puente entre esa vehemencia, esa pasión, y una cierta racionalidad. Porque sin reglas, un club de fútbol tampoco funciona. Para eso tuve que hacer algo durísimo, porque también era mi ídolo, que fue sacar a Diego Maradona de Boca", resaltó Macri.