motociclista | Sampacho | moto

Acusan a gendarme de provocar el accidente de un motociclista

Testigos aseguraron que el conductor del patrullero ocasionó la caída de Jonathan Nicolás Cardinalli, un joven que padece un retraso madurativo. Ignoran el motivo por el que lo seguían. "Lo podrían haber matado", dijo la madre

Un agente de Gendarmería Nacional fue denunciado en la comisaría de Sampacho tras una temeraria persecución a un motociclista que acabó accidentado en la ruta 8.

Testigos dijeron que el patrullero desestabilizó a la moto con una serie de maniobras que cerca estuvieron de provocar una tragedia.

Sucedió el domingo, alrededor de las 17.30, cuando Jonathan Nicolás Cardinalli, un joven con retraso madurativo, salía de la estación de servicio ubicada al borde de la ruta de Sampacho.

Después de cargar nafta, Cardinalli tomó por la banquina rumbo a su domicilio y advirtió que era seguido por la camioneta verde olivo dominio IRM429, en la que viajaban dos gendarmes.

El joven ignora por qué lo seguían. Cree que pudieron haberlo confundido con los motoqueros que una semana antes habían organizado picadas en la ruta. “Usan motos parecidas a la mía”, le confió a Radio Libertad 97.9.

“Salieron corriéndome y yo me frené a la altura del tambo de Pizurno. Pero nadie se bajó, ninguno de los gendarmes hizo nada”, relató el motocliclista. Acto seguido retomó su marcha y los gendarmes continuaron detrás.

Agregó que la camioneta lo iba tocando desde atrás y le impedía subir a la ruta. En uno de los cimbronazos, perdió el equilibrio y cayó. “El que manejaba, en vez de venir a ver cómo estaba yo, se sacó el nombre de la chaqueta. ¡Eso no se hace!”, se lamentó Cardinalli.

Todo ocurrió a plena luz del día y a la vista de testigos. Un automovilista y su esposa que venían detrás se detuvieron y le recriminaron al gendarme su actitud. Entonces se produjo un tenso intercambio de palabras:

“¡Lo venías atropellando, te tengo filmado!”, le dijo la vecina al gendarme y le pidió que se quitara el barbijo para poder identificarlo. El uniformado se limitó a replicar: “Si lo hubiera atropellado, lo habría pasado por encima”.

Sonia Feliciana Moreno, la madre de Jonathan Cardinalli, radicó la denuncia en la comisaría de Sampacho. Allí el médico policial constató que el joven sólo había sufrido golpes, sin heridas de consideración. “Afortunadamente fue así, pero otro podría haber sido el escenario. A mi hijo lo podrían haber matado”, clamó la mujer.

“Los que ven cómo quedó la moto dicen que mi hijo se salvó de milagro”

Jonathan Cardinalli, el joven que fue perseguido el domingo pasado por la Gendarmería, aseguró que la camioneta nunca accionó las balizas ni utilizó la sirena. Agregó que, aun así, él detuvo su marcha y, como los uniformados no bajaron del móvil, volvió a subir a la moto.

Junto con su madre, Sonia Feliciana Moreno, dialogaron con el periodista de Sampacho Flavio Díaz Tarifa.

“Unos vecinos que vieron todo reconocieron a mi hijo y lo auxiliaron: estaba tirado y descompuesto, el señor gendarme se quedó parado. Los testigos vieron que le tiraban continuamente la chata para que se cayera y lo consiguieron”, relató su madre, angustiada.

Dijo que su hijo padece un retraso madurativo, motivo por el cual se le extendió un certificado de discapacidad. “Es una persona muy respetuosa y muy querida en el pueblo”, dijo Moreno.

La mujer agregó que la motocicleta quedó totalmente destruida. “Todos los que ven cómo quedó la moto dicen que mi hijo se salvó de milagro”, comentó.

Moreno exigió que las autoridades de Gendarmería tomen medidas con el agente. “Su única preocupación cuando se bajó fue que la camioneta no tuviera rayones”, se indignó.