Nación | banco | capital

El Banco Nación ya otorgó créditos por $ 5.180 millones en la provincia

Abarca a las regionales de capital, Río Cuarto, Villa María, San Francisco y Carlos Paz. La institución se enfoca en las micro, pequeñas y medianas empresas. El vicepresidente Tombolini dijo que están "muy activos para ayudar"

El Banco Nación otorgó en la provincia de Córdoba, desde que comenzó la cuarentena, 5.180 millones de pesos a través de 2.200 créditos aprobados por la entidad a micro, pequeñas y medianas empresas, además de clientes particulares, a través de las distintas líneas que ofrece. Ese dinero se distribuyó a través de las regionales de la capital provincial, Río Cuarto, Villa María, San Francisco y Carlos Paz.

Así lo detalló el vicepresidente de la institución, Matías Tombolini, quien aseguró que “el Banco Nación está con una política muy, pero muy activa. En términos generales, dentro de lo que es la pequeña y mediana empresa, hemos desplegado un dispositivo de asistencia que lleva otorgados 14.925 préstamos por más de 35.900 millones de pesos en lo que tiene que ver puntualmente con la situación de pandemia”, indicó el directivo.

Y agregó: “Esto, en un contexto por supuesto en el que la caracterización del sujeto de crédito se ha deteriorado muchísimo. Pero el Banco Nación está con una fuerte política de asistencia a la pyme por un lado y también cumpliendo el otro rol que tiene el banco de todos los argentinos que es cuidar los ahorros de todos los clientes. Hay que recordar que además paga más de 1,9 millón de jubilaciones todos los meses y el Ingreso Familiar Extraordinario (IFE) que es una política masiva desplegada por el gobierno nacional que sirve para mitigar su situación y que en el caso del Nación supera el 1,2 millón de beneficiarios”.

Tombolini indicó que “hay que evaluar a quien viene a pedir un préstamo sobre la capacidad de repago del mismo, con independencia de los merecimientos por la trayectoria. También es importante la articulación con distintas expresiones de gobiernos locales, y por eso lo charlamos mucho por ejemplo con Martín Gill, secretario de Obras Públicas de la Nación e intendente en licencia de Villa María, con la intención de poder articular, porque el Estado tiene cosas para hacer, facilitando el conocimiento de las diferentes líneas de crédito que el Banco ofrece que no son para un destino único y es importante que el empresario pyme sepa las herramientas que están a su alcance”, detalló.

El vicepresidente del Nación explicó que “hay una línea muy interesante vinculada a capital de trabajo referida a paquetes tecnológicos. Esto es una línea que es única en el mercado porque tiene 3 años de plazo con tasa 24% fija, lo que es claramente muy conveniente y por debajo de la inflación, incluso por debajo de lo que el mismo banco paga por colocaciones en plazo fijo. Pueden sacarse hasta 3 millones de pesos y es un producto que permite adquirir hardware, pero principalmente todo lo que tiene que ver con la transformación productiva para el trabajo a distancia, lo que implica lo necesario para vender por internet, gestión de stocks, gestión comercial, de capital humano, gestión contable, impositiva, legal”.

Otra línea que describió Tombolini es la vinculada al pago de haberes. “El Nación es el único que te presta si hay un convenio de pago de haberes con la institución aunque la empresa tenga empleados con formulario 931 cobrando en otro lugar. Financiamos el pago del total de la nómica y por salario bruto y no el neto, lo que incluye entonces también las cargas sociales”, agregó.

Y finalizó: “Hay línea de capital de trabajo para actividades esenciales. Es el equivalente a dos meses y medio de facturación, y la sumamos hace unos pocos días pero ya está vigente con plazo de 18 meses y 24% de tasa fija. Y si va a través de una sociedad de garantía recíproca como Garantizar, son 24 meses. Todo con un plazo de gracia que le permite a la pyme tener un respiro antes del pago de la primera cuota. Por último, también tenemos líneas para cooperativas de trabajo con tasa del 18%”.

“Estamos haciendo un sumario para entender el rol del directorio anterior en el financiamiento a Vicentin”

El vicepresidente del Banco Nación, Matías Tombolini, remarcó ayer que “Vicentin es para el banco una prioridad en cuanto a la necesidad de recuperar el crédito. Son 18.500 millones de pesos de diciembre que a esta altura ya son más que eso”.

Tombolini profundizó al destacar que “hay un montón de acciones que se llevan adelante porque somos el acreedor principal y, en el contexto del concurso, se despliegan las negociaciones para llegar a buen puerto. La voluntad del Banco es cobrar el crédito y la del Estado nacional, que la empresa funcione porque es fuente de trabajo y de generación de divisas para el país”.

¿Se le prestó mucho más de lo que se debía?

El problema no está en el monto del préstamo. El problema es si el sujeto de crédito tiene posibilidad de cumplir. El tema es la relación entre el monto y las relaciones técnicas, que se llaman. También si le estamos dando mucha plata a un solo cliente dado el patrimonio que el banco tiene, y que durante los cuatro años anteriores se redujo sistemáticamente. Si se reduce, se pierde capacidad de prestar y por lo tanto no se le puede dar a un cliente mucho con respecto al patrimonio del banco. Y por otro lado, cuál es el flujo de ingresos de la empresa y su calificación crediticia. Y Vicentin era el mejor cliente del banco en los últimos 20 años, y trabajaba con el banco desde hacía 50 años. Ahora, el tema es que en abril de 2019 se venció la calificación crediticia, se la prorrogaron a julio y desde ese momento dejó de pagar. Y pese a esto, en noviembre se le volvieron a dar, sin calificación crediticia vigente, los préstamos. Además, no tenía garantías colaterales sobre el flujo de operaciones. Y el 5 de diciembre levantó la mano y contó que no pagaba más luego de realizar incluso la venta de Renova por más de 100 millones de dólares. Y esa plata no apareció. Pero además hay que recordar que el Banco Mundial pidió que se investigue qué pasó con los fondos de una empresa tan importante que hasta acá estaba para salir campeón y en los últimos 5 minutos se fue a la B.

¿Además del plano judicial, el Banco está realizando un sumario interno para ver responsabilidades?

Por supuesto. Cuando asumimos en el banco lo primero que hicimos fue cambiar la calificación crediticia que tenía Vicentin, que estaba en situación 1. Pensemos que si alguien deja de pagar el monotributo o le rebotan algún cheque tiene un cartel rojo. Y Vicentin debía 300 millones de dólares y estaba en 1. Después hay una serie de acciones que se ejecutan internamente para el deslinde de responsabilidades. Porque lo importante es entender que esta gestión no realiza caza de brujas sino que les da el derecho que les asiste a los trabajadores del banco a dar cuenta de cómo fueron los procesos para entender también cuál fue el rol del directorio anterior en la autorización de los créditos.