Nacionales | Nación | Vicentin | banco

Sin nombrar a Vicentin, Fernández se quejó de las empresas que usan mal los créditos y "dejan deudas en Banco Nación"

El presidente habló en el marco de la inauguración por videoconferencia de una central térmica de la firma Pampa Energía

Sin mencionar a la cerealera Vicentin, el presidente Alberto Fernández se quejó hoy de los grupos corporativos que "hacen mal uso del capital público y dejan deudas en el Banco Nación y quiebras en sus empresas".

Durante una teleconferencia realizada desde la Quinta de Olivos para inaugurar una central térmica de la firma Pampa Energía, el jefe de Estado volvió a referirse a la controversia generada en torno al proyecto de intervención y posible expropiación de la agroexportadora.

"El capital público está para apoyar al capital privado con créditos, como lo hace el Banco Nación. Por eso uno se irrita tanto cuando algunos hacen mal uso de esos créditos y dejan en el Banco Nación deudas y quiebras en sus empresas", lanzó el mandatario.

No obstante, el Presidente aclaró: "No es el caso de Pampa Energía que lo que ha hecho es crecer con inversión privada y de modo sostenido, apostando al crecimiento y al desarrollo del país".

Por el momento, la situación de Vicentin se debate en estrados judiciales, con el avance de la convocatoria de acreedores que lleva adelante el juez civil y comercial de Reconquista, Fabián Lorenzini.

El magistrado aun no resolvió el pedido del Gobierno de Santa Fe para intervenir la compañía y dejó como administradores de la firma a los dueños y como veedores a los funcionarios designados por el Ejecutivo nacional.

El juez dispuso continuar adelante con el concurso preventivo en la que está la compañía desde diciembre por pedido de sus propietarios.

Durante el fin de semana pasado, Fernández advirtió que si la propuesta del gobernador Omar Perotti no prospera, no existe otro camino más que "la expropiación" de la compañía cerealera.

El objetivo del juez es no demorar la resolución de fondo y dar respuesta a los casi 2.700 acreedores de la empresa por una deuda global de aproximadamente 100 mil millones de pesos.