El exministro de Planificación Julio De Vido, que se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria en su casa de Zárate, se quejó de que el gobierno de Alberto Fernández no está "haciendo nada" para que Amado Boudou y él recuperen su libertad. Dijo que a la Casa Rosada "le resulta cómodo" que estén presos.

También criticó al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y el proceder del embajador en los Estados Unidos, Jorge Argüello.

En un programa radial, el exfuncionario de la cartera de Planificación Federal sostuvo que en el Poder Ejecutivo se sienten "cómodos" con él y Amado Boudou detenidos.

"Es increíble que habiendo un gobierno del mismo signo político el vicepresidente de hace cuatro años esté preso. Como mínimo debería estar con prisión domiciliaria, junto con sus hijos y familia", arremetió De Vido. "Todo es demasiado grotesco", dijo con molestia.

El 14 de diciembre pasado, cuatro días después de que el kirchnerismo regresara a la Casa Rosada, la Justicia le concedió la prisión domiciliaria a De Vido.

Fue excarcelado por el Tribunal Oral Federal 7, a cargo de la causa de los cuadernos de las coimas, pero permanece detenido en su casa con un dispositivo electrónico de control porque, en otra de las causas elevadas a juicio, la de Yacimientos Carboníferos Río Turbio, recibió la prisión domiciliaria.

El exfuncionario kirchnerista no dudó en arremeter contra Gabriel Katopodis y se mostró enojado con el propio presidente Alberto Fernández: "Tiene ministros hablando de nuestra gestión y no del macrismo", precisó.

"Cuando Katopodis habla de transparencia y se refiere al gobierno de Néstor y Cristina, se refiere a mí, pero también se refiere a Néstor y Cristina", puntualizó.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas