· Planta de biodiesel · Crédito: Archivo
La Cancillería tomo la noticia con satisfacción y aseguraron que la determinación "constituye un paso muy importante para demostrar que las exportaciones nacionales" del combustible "no constituyen prácticas de comercio desleal".
La decisión de la Corte de Comercio Internacional de Estados Unidos de remitir para su revisión, al Departamento de Comercio de ese país, ciertos aspectos centrales argumentados para imponer un arancel promedio de 74% a la importación de biodiésel argentino en abril de 2018, fue recibida hoy con satisfacción por la Cancillería.

"La decisión de la Corte coincide con la postura sostenida por nuestro país en el sentido de que la orden antidúmping del Departamento de Comercio no resulta consistente con la propia legislación estadounidense en la materia", sostuvo en un comunicado la cartera que conduce Jorge Faurie.

"Nuestra Cancillería confía en que el citado Departamento pueda confirmar su reciente decisión preliminar de eliminar otros derechos compensatorios también impuestos a las exportaciones de biodiésel de Argentina el año pasado por aranceles igualmente elevados", señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Estas dos decisiones ponen de manifiesto la importancia de continuar trabajando bilateralmente para lograr una solución comercial pragmática a este tema comercial importante, en un mercado que hasta 2016 representaba exportaciones anuales de biodiésel por 1.300 millones de dólares", agregó la cartera diplomática.

Para la Cancillería, "la decisión del día de la fecha constituye un paso muy importante para demostrar que las exportaciones nacionales de biodiésel no constituyen prácticas de comercio desleal".

 

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas