· · Crédito:
El expresidente dijo que no alcanza con el peronismo unido para afrontar la crisis.
El expresidente Eduardo Duhalde consideró ayer que la situación del país "tiene un dramatismo mucho peor que en 2002" y, tras señalar que deben evitarse las "peleas" en el gobierno entrante, aclaró que "no alcanza con el justicialismo unido".

"En la gobernanza moderna tienen que gobernar todos. Es tan vieja la idea de que se puede gobernar desde un partido político que no resiste ningún análisis", sostuvo Duhalde luego del encuentro que mantuvo días atrás con el presidente electo, Alberto Fernández.

Según el exmandatario, en ese encuentro Fernández le manifestó que "no es cierto lo que dicen los medios" sobre supuestas imposiciones de la vicepresidenta electa, Cristina Kirchner, y al respecto agregó: "Se dicen muchas cosas y hay que pensar que, si en el gobierno que está por arrancar empiezan las peleas, estamos en el horno y no salimos más".

"No alcanza con el justicialismo unido. La situación tiene un dramatismo mucho peor que en el 2002. Hay que afrontarlo juntos, todos somos responsables de lo que ha pasado. Todos tenemos la culpa", agregó el exgobernador bonaerense en declaraciones a Radio Milenium.

En este sentido, precisó: "Hoy estamos en el horno, pero vamos a estar peor si no entendemos que esta costumbre de echarle la culpa al que se va es una reducción muy zonza. La culpa la tenemos todos. De un país maravilloso estamos haciendo un basural".

Por otro lado, antes de que Fernández oficialice los nombres de sus ministros, dirigentes del Frente de Todos anticiparon que será "un gabinete con dirigentes jóvenes, muchas mujeres y disruptivo" y advirtieron que "nadie se puede enojar demasiado" por quedar afuera.

El referente del Movimiento Evita y exdiputado bonaerense Fernando "Chino" Navarro se refirió a las posibles características del futuro gabinete y no descartó tener un rol, mientras que el dirigente del Frente Renovador Sebastián Galmarini, cuñado de Sergio Massa, buscó despejar rumores de cortocircuitos por los ministerios.

Navarro anticipó que "va a ser un gabinete con dirigentes jóvenes, con una cantidad de mujeres interesante y disruptivo respecto al concepto tradicional de quienes deberían ser en función de los dirigentes que conocemos".

En diálogo con CNN Radio, el exdiputado provincial oriundo de Lomas de Zamora subrayó que también "se está pensando un gabinete acorde a la magnitud de la crisis que está pasando la Argentina" y, por otra parte, adelantó que podría ocupar un lugar en la segunda o tercera línea del gobierno.

"Voy a acompañar a Santiago Cafiero, si se confirma que va a ser jefe de Gabinete, en un área ligada a la tarea política, relaciones políticas, parlamentarias. Pero hasta último momento nunca se sabe. De todas formas, mi compromiso es con este proceso", recalcó Navarro. Por su parte, Galmarini consideró que "nadie se puede enojar demasiado" por quedar afuera del equipo de trabajo.

El director del Banco Provincia se refirió a la situación del experto en seguridad Diego Gorgal, un dirigente del massismo que sonaba como número puesto para comandar esa cartera pero que en los últimos días se redujo esa chance.

“Nadie nunca lo ungió ministro. El propio Fernández dijo que el equipo va a estar definido el 6 de diciembre. Nadie puede estar comprándose el traje de ministro”, destacó.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas