El dólar se mantuvo estable ayer al cerrar a $ 58,13 en una jornada sin participación oficial y con un bajo nivel de operaciones concretados.

La moneda norteamericana terminó así a un promedio de $ 53,88 para la punta compradora y a $ 58,13 para la vendedora, con lo que restó dos centavos respecto al lunes.

El tipo de cambio atravesó la rueda con movimientos limitados dado que por la mañana sólo sumó un centavo para finalizar el día con un leve retroceso.

En Banco Nación permaneció en $ 57, mientras la cotización más elevada se dio en Banco Macro, a $ 60.

En el segmento mayorista, el dólar operó a $ 56,01, un centavo menos que el inicio de semana.

En el segmento de contado, ayer se dio un bajo nivel de negocios concretados dado que llegó tan sólo a US$ 381,314 millones.

La plaza cambiaria no registró intervenciones oficiales durante la sesión en la que la autoridad monetaria convalidó una tasa de política monetaria diaria de 85,991%.

En tanto, el banco JP Morgan colocó a Argentina bajo revisión para posiblemente sacar sus bonos del índice de deuda gubernamental en moneda local (GBI-EM), después de que se impusieron controles de capital en el país la semana pasada, dijo el banco ayer en un reporte.

"Los países con controles de capital explícitos no son elegibles para las series GBI-EM y Narrow, según las reglas y la metodología del índice", según el reporte de JP Morgan.

Argentina representa alrededor del 0,17% del índice Global Diversificado GBI-EM. Si se excluye, no será elegible para volver a entrar al índice por al menos 12 meses.

El banco indicó que removería  los bonos soberanos argentinos antes del 29 de noviembre si es que no se realizan cambios a los controles de capital.

TEMAS:
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas