· · Crédito:
Por Jorge F. Legarda
Lunes 3.- Cristina Kirchner denunció ante la Justicia y la Afip que el macrismo utilizó “grupos de tareas” para perseguirla.- Ya sabemos que la moderación de la lideresa a la hora de juzgar los actos de sus adversarios políticos, sobre todo cuando aquellos actos se dirigen contra su persona, su familia o, ¡vade retro!, su patrimonio, es sólo comparable a su humildad para referirse a sus logros. La sutil utilización de un término inequívocamente asociado a la dictadura militar para referirse a una investigación que le hizo la Afip cuando estaba colonizada por los poderes concentrados supranacionales no hace más que ratificar ese pudoroso cuidado por las formas que debe tener el debate político en democracia. Porque, bien mirado, con lo de Macri basura vos sos la dictadura la militancia se quedó corta. Es cierto que los grupos de tareas de Videla y Massera les hicieron algo terrible a ella y a Néstor en los 70: los obligaron al exilio interno en Santa Cruz, donde en lugar de luchar por el proyecto nacional y popular tuvieron que juntarla con pala como abogados exitosos que les quitaban las casas a morosos endeudados gracias al régimen financiero de Martínez de Hoz. Pero los grupos de tareas macristas fueron a por ella con el objetivo más perverso de obligarla a pagar impuestos por esa pequeña fortuna familiar reforzada desde 2003 gracias a las sabias inversiones realizadas en las industrias hotelera e inmobiliaria en los escasos momentos libres que les dejaba su gesta revolucionaria. Antes, asesinos con y sin uniforme en Falcon verdes, centros clandestinos donde reinaban el submarino y la picana, ejecuciones extrajudiciales y vuelos de la muerte. Después, torvos contadores, sicarios del terrorismo de Estado tributario, revisando los papeles del Hotel Alto Calafate, la posada El Retorno y los deptos en Recoleta y Puerto Madero. Más le vale a la Justicia que tome nota (la Afip recuperada para la causa popular ya lo hizo) de que los tiempos del lawfare ya fueron, y castigue como corresponde esta atroz violación de los derechos humanos que opaca las de hace cuarenta y pico de años.



Martes 4.- Kicillof anunció que pagará con recursos propios el bono por 250 millones de dólares.- Otro punto en que queda de manifiesto la distancia entre un gobierno que se presenta como celoso defensor de los intereses nacionales y populares de otro timorato, cipayo y entreguista es en la relación con el poder económico. Uno se había acostumbrado a la degradante imagen de esos gobernantes que van al pie, se inclinan vergonzosamente ante los dueños del vil metal y se desviven por garantizarles que cumplirán hasta sus deseos más humillantes y arbitrarios. Por eso no podemos dejar de manifestar nuestra enorme admiración por Axel, que se les planta con dignidad y decisión, les advierte que con él no van a poder, no se deja intimidar por las caídas en las cotizaciones de los títulos o las subas manipuladas del riesgo país y les deja en claro que más les vale agarrar lo que él está dispuesto a ofrecerles si no quieren saber lo que es bueno. Ah, ¿quieren saber lo que es bueno?, pues entonces acá les mejoro la oferta con una entrega de un treinta por ciento. Ah, ¿con que quieren el cincuenta?, pues entonces acá tienen el toco completo, a ver si aprenden para la próxima vez. Dicen que la estrategia de advertirles es esto o nada para terminar entregando más de lo que le piden es una marca registrada de Axel, patentada desde el pago a Repsol por la estatización de YPF y refrendado con el de la deuda con el Club de París. Pero nobleza obliga, en realidad el copyright se lo agenció Néstor cuando hizo callar al FMI tirándole nueve mil millones de dólares de las reservas por la cabeza, con los beneficios por todos conocidos: él pudo hacer lo que quería sin vigilanteadas, y con el tiempo Mauricio pudo, gracias a que no se le debía nada, volver al Fondo con el ventajoso acuerdo del que todavía estamos disfrutando. Quién te dice, a lo mejor, aunque no parezca, en esto de la deuda tenemos continuidad como política de Estado.



Miércoles 5.- Baradel negó que el nombramiento de su esposa en el gobierno bonaerense influya en su tarea de defender a los docentes.- Naaah, qué va, sería como sugerir que el gobierno bonaerense nombró como funcionaria a la esposa de Baradel no por su enorme capacidad y su impresionante trayectoria (el que tenga alguna duda, que averigüe quién es y qué hizo, yo no lo hice porque no tengo duda alguna), sino para que Baradel esté menos nervioso, no le vaya a subir la presión y olvidarse de que con un gobierno nacional y popular hay que ser más paciente que con uno cipayo y entreguista. Pero hay gente, créase o no, que es así de suspicaz, a la que se le ha ocurrido, por ejemplo, que si a un gobierno menos preocupado por incorporar funcionarias capaces se le hubiera ocurrido postergar el pago de un retroactivo a los docentes después de haber cancelado un bono de deuda que decía no poder pagar, como hizo Kicillof, Baradel habría denunciado una infame traición a la Patria cometida por esbirros a sueldo de la sinarquía internacional, y habría convocado a un paro de 72 horas con movilización para el momento en que no comiencen las clases, incluyendo como yapa una denuncia ante la Unesco y la Comisión de Derechos Humanos de la ONU; mientras a Axel, en cambio, por poco le agradece su sensibilidad al comunicarles a los docentes la mala nueva tan sobre la fecha prevista para el cobro, para que no tuvieran tiempo de amargarse desde antes. Es que no vas a comparar una medida adoptada para destruir la educación pública en nombre del mercado con otra que parecerá la misma pero no lo es, porque se toma para defender la educación pública de los embates del neoliberalismo, una lucha que acaba de sumar una nueva y valiosa soldada con la esposa de Baradel.



Jueves 6.- La Justicia investigará si el gobierno de Macri le financió un hotel boutique en Mendoza a Vandenbroele.- Y hablando de gente suspicaz, también parece que hay algunos que siembran dudas sobre la espontaneidad del testimonio del exinquilino del depto de Boudou en Puerto Madero en la causa por la compra de la fábrica de hacer billetes. Dicen que no declaró en contra de su exlocatario que nunca lo conoció, admitiendo que actuaba por cuenta suya, debido a que se arrepintió después de un profundo autoexamen de conciencia, sino que lo hizo a cambio de la oportunidad de ingresar en el negocio de la hotelería. Se ve que la participación periférica de Vandenbroele en el proyecto nac & pop le dejó sembrada la idea de que en ese rubro abundan las oportunidades de ganarse la vida honestamente a partir de inversiones que no hace falta explicar de dónde salen; salvo que, naturalmente, algún inoportuno grupo de tareas meta la nariz en el asunto, como parece haber ocurrido aquí, para revelar que el Programa de Protección de Testigos entendió que la mejor manera de proteger al tipo era darle un palo y medio para que diera rienda suelta a su nueva vocación empresarial sintiéndose, claro, protegido. Aunque ahora imaginamos que no tanto.



Viernes 7.- De Vido cruzó duramente a Santiago Cafiero por los “presos políticos”.- Mientras la difusión de las fuentes de financiamiento del arrepentido Vandenbroele ha abierto la cuenta regresiva para que Amado vuelva con su familia, a la espera de ser llamado para reincorporarse al proyecto nac & pop en lugar que la superioridad disponga, otro preso político de peso sigue reclamando la justa reivindicación que por algún motivo se le demora. Ahora que el jefe de Gabinete incurrió en lo que parece ser una rareza extrema en un colaborador de Alberto Fernández, como es la de opinar lo mismo que Alberto Fernández en cuanto a que no hay presos políticos en la Argentina, Julio salió a atribuirle “déficit de formación política”, lo consideró portador de una “superficialidad insoportable” y se preguntó si “esta es la instrucción que recibió el embajador Argüello en la Casa Blanca”. Sin duda, el creciente protagonismo de De Vido en la agenda pública desde que le dieron la domiciliaria no sólo ha puesto límite a la terrible injusticia de que es víctima, sino que nos ha aportado un analista de primera, con formación política superavitaria y perfectamente soportable profundidad: los presos políticos no son ya víctimas de las venganzas de los poderes concentrados por su lucha en favor de la liberación de los pueblos, sino que su cautiverio es el precio que deben pagar a cambio del apoyo de Donald Trump en la renegociación de la deuda. “Yo te doy una mano, pero ustedes manténganlo preso a De Vido, la mayor amenaza para la supervivencia del imperialismo en América Latina”, le habrá dicho el presidente norteamericano, dando cuenta de una preocupación mucho mayor que la del juicio político del que acababa de zafar, al flamante embajador en Washington mientras posaban sonrientes para la foto.

Jorge F. Legarda

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas