Por Marcelo Irastorza
Ambos se reencontrarán el domingo 15 en Córdoba. Ese día se llevará a cabo en la Catedral la misa por el primer aniversario del fallecimiento del exgobernador José Manuel de la Sota y ahí se volverán a ver las caras Juan Schiaretti y Alberto Fernández. En la primera fila del principal templo de la ciudad capital se sentarán el gobernador cordobés y el candidato presidencial del Frente de Todos para presenciar el oficio religioso que presidirá el vicario del Obispado de Villa María, Alberto Bustamante. Como una ironía del destino, De la Sota murió en un trágico accidente el 15 de septiembre del 2018 en la autopista de la ruta 36 que él mismo impulsó para evitar choques fatales. A partir de ese momento, el PJ de Córdoba quedó huérfano de su principal caudillo y Schiaretti tuvo que tomar las riendas del partido. De esa forma, el mandatario provincial aglutinó a toda la tropa peronista y encaró la campaña provincial, en la que obtuvo un contundente triunfo, y ahora encabeza la militancia de la boleta corta que lleva a los candidatos a diputados de Hacemos por Córdoba, bajo el argumento de que en estos tiempos de crisis se necesitan hombres y mujeres que defiendan los intereses de la provincia. Fernández fue invitado a la misa por Natalia de la Sota, habida cuenta de la relación personal que mantuvo con su padre cuando éste era diputado nacional.



Schiaretti mantiene su prescindencia a nivel presidencial. Lo ratificó en la Jornada Provincial de Trabajo que lideró la semana pasada frente a un auditorio que estuvo integrado por intendentes, legisladores y funcionarios provinciales. En efecto, en dicha ocasión pidió a los presentes que redoblen el trabajo militante en pos de la lista que encabeza el riocuartense Carlos Gutiérrez, pero volvió a decir que no apoyará a ningún candidato presidencial. Alberto F. tiene previsto no sólo participar de la misa homenaje a De la Sota sino quedarse el lunes 16 para estar no sólo en Córdoba capital sino también en Arroyito y San Francisco y el martes 17 para recorrer Cruz del Eje. Villa María y Río Cuarto no forman parte de la agenda. La intención de Fernández es superar los 40 puntos en esta provincia que se caracteriza por ser antiK. Pero no se peleará con Schiaretti. Fuentes albertistas sostienen que respetará la posición neutral del gobernador. Al respecto, se está gestionando una audiencia con Schiaretti en el Centro Cívico, similar a la que tuvo antes de las Paso. ¿Habrá foto de Alberto F. con el mandatario provincial a solas en El Panal? Schiaretti no se sacó una foto con Mauricio Macri durante su visita a Córdoba de la semana pasada. Por el contrario, envió al presidente provisorio de la Legislatura, Oscar González, y él se fue a Las Varillas a inaugurar la Estación de Epec.

El desembarco de Fernández en Córdoba tendrá impacto político y por ende generará un clima de tensión en el PJ cordobés. Es que a la prescindencia de Schiaretti se contrapone la militancia a favor de Alberto F. que llevan a cabo el presidente del peronismo cordobés, Carlos Caserio, legisladores provinciales, como Marcos Farina y Walter Saieg, y la mayoría de los intendentes. Todos ellos buscan que el gobernador se pronuncie públicamente por el candidato presidencial del Frente de Todos. Pero se sabe que Schiaretti no cederá ante las presiones. No será la única visita que hará Fernández a la provincia. En el albertismo manifiestan que de acá hasta el cierre de la campaña vendrá un par de veces más.

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas