Arquitectura | pileta | Agua | Resistencia

¿Qué medidas nos permiten disfrutar de una pileta segura?

En septiembre del año pasado te contamos cómo la pandemia acentuó la demanda de piletas en Río Cuarto y zona. Hoy la mayoría de esas adquisiciones ya se encuentran instaladas y, con ello, se multiplican las familias que por estos días gozan por la posibilidad de contar con un espacio donde refrescarse y mitigar las altas temperaturas del verano.

En esta edición, en Puntal ADC nos interesa contarte respecto de qué medidas pueden hacer más placentero ese disfrute y aportan seguridad tanto para los habitantes de la casa como para eventuales visitantes.

Lamentablemente, cuando nos adentramos en la temporada estival, también se suscitan con más frecuencia las noticias de accidentes en piletas que generalmente tienen como protagonistas a menores de edad o mascotas de la casa que sucumben en el agua ante el desconocimiento de la peligrosidad.

La intención no es alarmar sino saber que existen varios métodos que permiten, por un lado, resguardar la vida de los más pequeños y, por el otro, obtener algunos beneficios secundarios como, por ejemplo, mantener el agua limpia por más tiempo.

Cercos perimetrales

Tienen por finalidad evitar el ingreso de personas y animales domésticos al espejo de agua propiamente dicho de la pileta. Se recomienda que al menos tenga 1.30 metros de altura y cuente con un cierre de seguridad que ofrezca resistencia a la manipulación y apertura por parte de los menores.

image.png
Imagen: Pinterest

Imagen: Pinterest

Existen en el mercado múltiples alternativas y materiales.

Los cercos perimetrales removibles se conforman por una malla plástica soportada por parantes verticales de aluminio que se instalan manualmente en orificios previstos sobre la vereda perimetral. Ello permite quitarlos cuando se considere que ya no se requiere contar con tal medida y ofrece una reducción de visibilidad entre el área interior de la pileta y el exterior.

Los cercos con paneles de vidrio son, en su mayoría, estructuras fijas. Ofrecen resistencia a cualquier posibilidad de trepar, como así también de intentar pasar por debajo. A la vez, por la transparencia propia del vidrio, otorga visuales despejadas sin alterar el diseño inicial del proyecto.

Además, se ofrecen en tecnología Blindex, que impiden roturas ante cualquier eventual golpe.

Los cercos de rejas, hechos en herrería, también contribuyen a aportar seguridad a las piletas en una casa. Cualquiera de esta u otras alternativas permitirá llevar tranquilidad en momentos en que la pileta no es vigilada por mayores.

Cobertores

Constituyen otra de las medidas efectivas al momento de evitar caídas indeseadas en una pileta, pero es fundamental que los mismos se encuentren correctamente colocados porque, de lo contrario, pueden aguzar la peligrosidad del lugar.

image.png
Imagen: Pinterest

Imagen: Pinterest

Se comercializan como una suerte manta que se extiende sobre el espejo de agua. Su mecanismo de despliegue puede efectuarse de manera manual o automática y se refuerza la sujeción con una especie de pernos que la adosan contra el piso de la vereda perimetral.

La lona enrollable de PVC de alta resistencia evitará que cualquier persona caiga directamente al agua incluso puede ser transitada sobre su superficie. Además de evitar el ahogamiento, es muy útil al momento de mantener las condiciones del agua por el hecho de que evita el ingreso de tierra y hojas. También ayuda a mantener la temperatura de la piscina agradable, actuando como manta térmica y concentrando los rayos solares.

Decks corredizos

Una alternativa a los cobertores que puede jugar con el diseño de cada patio radica en la posibilidad de colocar un deck corredizo que sirva de extensión a la pileta en los momentos de baño y de cubierta cuando el lugar queda en desuso.

En este caso, habrá que pensar un diseño personalizado a cada tipo de pileta y al espacio de instalación pero se transforma en una propuesta útil si se considera que ese mismo deck de verano puede convertirse en solárium durante el invierno y ser un espacio de uso durante todo el año.

image.png
Imagen: Pinterest

Imagen: Pinterest

El mismo puede confeccionarse a partir de una estructura corrediza metálica revestida con entablonado de madera o de PVC, esta última alternativa un poco más costosa pero de menor mantenimiento conforme al grado de exposición solar que adquiere.

Al igual que los cobertores, este sistema permite proteger el agua de las suciedades.

Detectores de inmersión

Estos artefactos son eficaces, ya que sirven de alarma cuando cualquier tipo de volumen físico cae al agua y altera la calma de la pileta en desuso. Constan de sensores que se colocan a la vera de la pileta y que, a través de una tarjeta, recogen y analizan la onda submarina generada por la inmersión de un cuerpo en el agua. Cuando la onda producida llega al monitor situado en el terminal, se dispara inmediatamente la alarma. Asimismo, lo recomendable es complementarlo con otro mecanismo de protección, como los cercos o cobertores.