Policiales | Policía | plaza Mariano Moreno | Reducción

Detienen a un policía que iba en un auto robado frente a la "placita hundida"

Un efectivo de 30 años que presta servicios en Reducción fue aprehendido anoche en Río Cuarto. Circulaba en un Peugeot 2008 sustraído a mediados de noviembre de una casa siniestrada

Un cabo de la Policía fue detenido anoche en Río Cuarto cuando se desplazaba al mando de un Peugeot 2008 robado a mediados de noviembre en una casa ubicada frente a plaza Mariano Moreno, conocida vulgarmente como “placita hundida”. El sospechoso, de 30 años, prestaba servicios en la localidad de Reducción, trascendió.

Así lo confirmó a Puntal.com.ar el fiscal Javier Di Santo que interviene en la causa quien además precisó que el uniformado fue imputado por encubrimiento y permanece tras las rejas mientras se lleva a cabo la investigación.

El policía fue interceptado en el marco de un procedimiento realizado por la Patrulla Preventiva en el oeste de la ciudad y se investiga si tuvo participación en otros hechos delictivos registrados en la zona por esos mismos días.

Fuga

Según indicaron desde la misma fuerza de seguridad, el sospechoso se dio a la fuga al advertir la presencia policial en un operativo pero terminó impactando contra un montículo de arena.

El procedimiento de detención se llevó a cabo en la intersección de Tejerina y Pasaje Público, precisaron.

Cuando los uniformados que hacían el control verificaron los registros del automóvil, constataron que tenía pedido de secuestro por parte de la Justicia local.

El robo

El automóvil fue sustraído el pasado sábado 14 de noviembre cuando se registró el robo en una casa de calle Regimiento 14 al 200.

En aquella ocasión, los delincuentes rompieron una ventana para acceder a la vivienda y allí se dispusieron a revolver distintas dependencias, principalmente las habitaciones.

Luego de apoderarse de distintos bienes que había en el lugar, los malvivientes huyeron con el Peugeot 2008 del dueño de la vivienda.

En el momento del golpe delictivo la familia no estaba en la casa y recién advirtieron lo que les había sucedido cuando retornaron al hogar en horas de la noche del sábado.