Policiales | Policía | norte | vivienda

Recuperan un auto robado hace 60 días: lo manejaba un policía y quedó detenido

Intentó esquivar un control en el oeste de la ciudad. Fue imputado por el delito de encubrimiento y no descartan que haya participado de otras faltas. Ostenta la jerarquía de cabo. Se encontraba en tareas no operativas.

Un cabo de la Policía de la Provincia de Córdoba fue detenido en los primeros minutos de ayer, cuando circulaba con un automóvil Peugeot 2008 que había sido robado hace dos meses de un domicilio del macrocentro de la ciudad, por lo que fue imputado del delito de encubrimiento agravado y no se descarta su participación en otros hechos delictivos.

El agente de 30 años intentó esquivar el control que realizaba la Patrulla Preventiva en la colectora oeste y ruta 30, por lo que emprende la huida por ruta A005 hacia el norte, al llegar a la rotonda al frente del colegio Rivadavia, el automovilista gira por Tejerina Norte y a los pocos metros impacta con un montículo de arena, por lo que fue aprehendido por los policías que lo venían persiguiendo, con el secuestro de la unidad.

Al verificar la chapa identificatoria, surgió que no pertenecía al Peugeot de color blanco con vidrios polarizados, sino a un Ford Ka registrado en la provincia de Buenos Aires; luego se corroboró que tenía pedido de secuestro de la Unidad Judicial N°1 de nuestra ciudad.

Tras el procedimiento, el fiscal de Instrucción de Segunda Nominación, Javier Di Santo, dispuso su aprehensión y la imputación del delito de encubrimiento agravado, aunque se trata de determinar si habría participado de un hecho delictivo que se cometió casi en simultáneo en una quinta de un reconocido empresario de la ciudad, ubicada el kilómetro 7 de la ruta A005.

A través de un parte de la Jefatura Policial de Córdoba se aclaró que el suboficial se encontraba “en tareas no operativas” y su último destino había sido la comisaría de Reducción, aunque también había cumplido tareas en General Deheza y en General Cabrera. En todos los casos, en la Unidad Departamental Juárez Celman.

Desde la Fiscalía no descartaron que se pueda agravar la situación procesal del agente policial, si se corrobora la participación en otros casos de inseguridad.

En este sentido, el Ministerio Público Fiscal investiga la detención de tres cordobeses en Berrotarán, quienes previamente se habían trasladado hasta esa localidad en un remís de Río Cuarto. Dijeron que estaban buscando las llaves que habían perdido de una Volkswagen Suran, que fue encontrada estacionada sobre avenida Marcelo T. de Alvear, al frente del Parque Sarmiento.

Relación

Entre los elementos secuestrados al agente de la Policía, con domicilio en Banda Norte, habría una llave que pertenece a la Suran de color negro, que estaba abandonada en Banda Norte.

En consecuencia, no se descarta su participación en el robo de la quinta de ruta A005. “Estaba haciendo el aguante a los delincuentes de Córdoba”, señalaron.

Un servicio de seguridad privada alertó a la policía sobre el delito en el inmueble, donde los delincuentes habían desactivado el sistema de alarmas, cambiado la orientación de las cámaras de vigilancia y violentado una reja para ingresar al interior.

Los sujetos habrían robado dinero en efectivo y algunas joyas, aunque no se puede precisar la cantidad, porque sus moradores están de viaje.

En el marco de las tareas de investigación, el Ministerio Público Fiscal ordenó un allanamiento en una vivienda de Banda Norte, con la detención de un hombre de unos 30 años, el secuestro de un automóvil Gol y una importante suma de dinero.

Robo macrocentro

El Peugeot 2008 -modelo 2020- había sido robado de la cochera de una vivienda de la primera cuadra de calle Regimiento 14, al frente de la plaza Mariano Moreno, popularmente conocida como “hundida”.

El hecho fue el sábado 14 de noviembre por la tarde, cuando los delincuentes rompieron una ventana para acceder a la vivienda y allí se dispusieron a revolver distintas dependencias, principalmente, en habitaciones.

Luego de apoderarse de distintos bienes que había en el lugar, los malvivientes huyeron con el Peugeot 2008 que estaba estacionado en el garaje.

En el momento del golpe delictivo la familia no estaba en la vivienda y recién advirtieron lo que les había sucedido cuando retornaron al hogar en horas de la noche.

Los delincuentes robaron dos computadoras, relojes y algunas pocas alhajas, según la denuncia policial.

Ante la detención del uniformado, el Tribunal de Disciplina Policial intervino en consecuencia y dispuso pasar a pasiva al Policía, quien se puso a disposición de la Fiscalía interviniente.